IU promueve medidas para paliar los perjuicios al empleo que provocan los PGE en los municipios del interior

Alcaldes y cargos públicos de Izquierda Unida se han reunido esta mañana para analizar la situación económica y social de sus municipios y las repercusiones que tendrán sobre los mismos los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

 

En esta línea, la diputada andaluza por Izquierda Unida y portavoz de la dirección Provincial de la coalición, Dolores Quintana, ha señalado en rueda de prensa que se ha coincidido que estos presupuestos lastran la provincia y su dinamización económica y ha anunciado una confrontación con las políticas económicas y sociales del PP. “Estos presupuestos traerán empobrecimiento a los pueblos, nos han reconocido los alcaldes, ya que el 60 por ciento de los mayores y dependientes se encuentran en el entorno rural, lo que supone un ataque a su calidad de vida y una reducción del empleo, puesto que muchas mujeres habían accedido al mercado de trabajo gracias a la ley de dependencia que tenía una doble función”, ha señalado Quintana.

 

Del encuentro se  han extraído ya varias propuestas de enmiendas, como incluir en el estudio del Cercanías a Marbella la ampliación de la línea hasta municipios como Casares o Manilva. En la reunión se ha puesto de manifiesto ejemplos como que para llegar desde el aeropuerto a esta zona más occidental de la costa, el turista no dispone de un transporte colectivo directo, lo que puede significar horas para un trayecto pequeño.

 

Por su parte, la responsable provincial de Política Institucional y Municipal, Toni Morillas ha anunciado que la coalición promoverá dos iniciativas en los ayuntamientos y la Diputación encaminadas a paliar los problemas de los pequeños municipios.

 

La primera de estas propuestas será una moción en Diputación para que este organismo cree un fondo de anticipos reembolsables destinado al fomento del empleo rural. Según ha explicado Morillas, que también es portavoz de IU en el ente supramunicipal,  los fondos de empleo agrario (conocidos como PFEA) destinan 8,2 millones de euros, pero los ayuntamientos tardan en cobrar los recursos de las obras adscritas al mismo incluso un año. “Lo que en muchos casos significa acudir al plan de proveedores, pagar intereses y tener un problema importante de tesorería”.

 

Lo que pretende IU es que igual que ya hizo la Diputación con el plan de asistencia y cooperación con los municipios, ponga en marcha ahora un plan de anticipo reintegrable, para que los ayuntamientos tengan más capacidad económica.

La segunda de las iniciativas, que entronca con la que promueve IU en el Parlamento Andaluz es la de recuperar la función social de la tierra y para ello propondrá a Diputación que realice un estudio técnico de su patrimonio de tierras para conocer cuáles son aptas para el cultivo. Según Morillas, el ente supramunicipal cuenta con tierras en Málaga, Antequera y Campillos, entre otros, que podrían ponerse a disposición de las cooperativas y los parados de los municipios del interior.

 

La responsable de Izquierda Unida ha recordado también que ya hay municipios que han impulsado medidas similares, como es el caso de Alameda, por lo que va a pedir en diputación que preste asistencia técnica y material a dichas iniciativas.