IU reclama a Educación un cambio en el sistema de acceso a estudios superiores de música

Izquierda Unida pide que el nuevo sistema de oferta de plazas de los conservatorios de música ha resultado poco útil y reclama la modificación del mismo para que se garantice el acceso a los estudios superiores a aquellos estudiantes que han aprobado las pruebas de ingreso.

La diputada de Izquierda Unida por Málaga, Dolores Quintana, ha hecho estas declaraciones tras recibir una respuesta de la Consejería de Educación en relación a los estudios superiores de música y contrastar la misma con la asociación de padres.

Quintana presentó el pasado mes de julio una pregunta  a la Consejería de Educación ya que un total de 33 alumnos malagueños se han quedado sin plaza en el curso 2013-14, a pesar de superar la prueba de acceso.  17 corresponden al conservatorio profesional de Málaga “Manuel Carra”, 6 a Fuengirola, 5 en Torre del Mar, 3 y 2 respectivamente a Ronda y Antequera, que actúan ambas como aula de extensión de grado profesional en sus dos primeros cursos.

Anteriormente, la Consejería de Educación establecía un sistema por el que todo aquel que superaba la prueba de acceso a 1º curso de Enseñanzas  Profesionales tendría plaza garantizada. Sin embargo el criterio actual es que se ofertan un número de plazas equivalente a los alumnos que superaron la prueba en el curso anterior, sistema que está ocasionando grandes desajustes entre las plazas ofertadas y plazas requeridas, puesto que todas las promociones no son iguales. “La imposibilidad de no seguir cursando estos estudios a alumnos que han superado la prueba de acceso desmoraliza y supone echar por tierra un esfuerzo intelectual y económico”, explicó Quintana, quien ha aludido a que hay estudiantes que han aprobado y se han comprado el instrumento para comenzar las clases y se han quedado fuera. Según los propios padres y profesionales no sería necesario ampliar plantilla, con lo cual ajustando un poco la planificación no supondría aumento de coste”.

La representante de IU preguntó a través de su iniciativas si Educación entendía que el nuevo sistema estaba causando problemas a los estudiantes y que si pensaba cambiarlo para regular la situación.

Sin embargo, la respuesta de la Consejería ha sido bastante genérica y no ha satisfecho a la diputada ni a la propia representación de los padres.

Quintana afirma entender que  se ha hecho un importante esfuerzo económico a pesar de la situación económica y de las directivas que desde el Estado se imponen, pero considera que una planificación  permitiría satisfacer las aspiraciones de los jóvenes músicos.

En su respuesta, la Consejería señala que es inviable pretender que la oferta de plazas esté sujeta al resultado de las pruebas de actitud. La diputada de IU, haciéndose eco de lo que los propios padres han manifestado, recuerda que sería inviable si la demanda fuera excesiva y los aprobados todos los que se presenta, pero no es así, ya que este año han sido 33 en toda al provincia lo que se quedarán sin plaza.

Quintana recuerda que Andalucía hizo un apuesta decidida por la Educación Musical estableciendo en su momento las enseñanzas Elementales de Música como paso previo a las Enseñanzas Profesionales, un avance desde el punto de vista educativo y social que debe ser potenciado desde la Administración Pública. “La formación musical iniciada a los 8 años de edad ha permitido a muchos niños y niñas descubrir su vocación como músicos, muchos han continuado su carrera profesional y superior, y otros han adquirido importantes conocimientos musicales que enriquecen sin duda su formación académica”.

Sin embargo esta “carrera musical” iniciada a temprana edad, que requiere un gran esfuerzo por parte de los alumnos y sus familias, en muchos casos se ve truncada debido a que estos alumnos no pueden continuar con los estudios profesionales por una oferta insuficiente de plazas en la enseñanzas profesionales de música, aún cuando estos alumnos han superado la prueba de acceso a dichas enseñanzas, y encontrándose por tanto capacitados para ello.