Un pleno de Andalucía donde no se puede hablar de las necesidades de los andaluces

Los tres diputados provinciales de Izquierda Unida, Toni Morillas, Miguel Díaz y Pedro Fernández Ibar, han acudido hoy al pleno institucional del ente ataviados con una camiseta verde en el que se podía leer la leyenda “Andalucía sin  Troika”.

 

Hoy ha tenido lugar en diputación un pleno de carácter institucional conmemorativo del Día de Andalucía, pero que el equipo de gobierno reconvierte en un acto de entrega de distinciones sin dar intervenciones a los grupos políticos.

 

La portavoz del grupo provincial de Izquierda Unida, Toni Morillas, ha  explicado que al tratarse de un pleno, lo lógico es poder tomar la palabra y plantear las necesidades que tiene la provincia en el marco del 28 de Febrero. “Desde Izquierda Unida entendemos  el día de Andalucía como un día de movilización frente a las políticas de la troika, ejecutadas por el Gobierno central, que atacan a la soberanía del pueblo andaluz, como se refleja en la ley de administración local, que no sólo ataca a los ayuntamientos de los pequeños municipios, sino que se inmiscuye en competencias autonómicas”.

Morillas también ha aludido al recurso contra la función social de la vivienda por parte del Ejecutivo de Mariano Rajoy como otro punto en el que se ataca la soberanía del pueblo andaluz.

“Entendemos que el 28 de febrero tiene que ser una jornada de movilización y los actos institucionales no pueden ser ajenos al debate político sobre la soberanía frente a la Troika. Pero el Partido Popular nos ha impedido la intervención, organizando de nuevo un pleno en el que se niega la palabra a los grupos políticos”.