Moción para aplicar medidas fiscales a todos los hoteles que abran en temporada baja

El grupo provincial de Izquierda Unida considera insuficiente la medida fiscal anunciada por el presidente de Diputación para los hoteles, por entender que sólo beneficiaría a los grandes, por lo que ha propuesto que se aplique un modelo que pueda aplicarse a todos los establecimientos.

En una reciente intervención en un foro público, el presidente de esta Diputación, Elías Bendodo, ha anunciado la puesta en marcha de medidas de rebaja fiscal, para su entrada en vigor en 2015, de las que podrán beneficiarse en hasta el 50 por ciento del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) los hoteles que apuesten por abrir sus puertas durante todo el año.  “Desde IU entendemos que esta medida no cubre las expectativas ni beneficia a todo el sector, ya que solo podrán acogerse a ella aquellos establecimientos de mayor volumen de negocio, en concreto, los que facturen más de un millón de euros anuales, ya que el resto está exento de la liquidación del IAE”, según ha explicado el diputado provincial de IU, Miguel Díaz.

Para lograr un mayor efecto en el objetivo deseable de contrarrestar la estacionalidad laboral se precisa un impulso y mejora de este anuncio público del presidente de la Diputación que incluya a todos los establecimientos del sector: hoteles –tanto los más grandes que facturan más de un millón como los que no llegan a esta cantidad-, hostales, pensiones, alojamientos rurales…ya que todos ellos conforman la oferta de alojamiento indispensable para posibilitar la industria turística de la provincia de Málaga y no sería justo ni estratégico desde el punto de vista del mantenimiento y la creación de empleo que alguno de ellos se quedase fuera de las medidas de bonificación para la apertura ininterrumpida durante todo el año, ha añadido el edil.

Izquierda Unida ha presentado una moción para que desde la Diputación se ponga en marcha un programa de incentivos fiscales, diseñado de forma participativa, para todos los establecimientos hoteleros de la provincia, como estrategia para combatir la estacionalidad y avanzar en la creación de empleo en el sector turístico.

Igualmente, IU propone que se cree una comisión integrada por representantes del sector turístico (tanto de la parte empresarial como la social),  técnicos del Patronato de Recaudación Provincial y representantes de todos los grupos políticos con presencia en la Diputación, para la concreción de los mecanismos de desarrollo de esta iniciativa.

El turismo es la principal industria de la provincia, representa más del 12% del PIB provincial, y es el sector que está haciendo frente con mayor solvencia a los estragos de la crisis económica en la destrucción de empleo y la pérdida de bienestar en la ciudadanía malagueña. La provincia de Málaga cuenta con una numerosa oferta hotelera y una amplia y contrastada oferta turística que abarca la práctica totalidad de los segmentos que se comercializan en el mercado turístico. Sin embargo, la estacionalidad es una de sus principales amenazas y es habitual y creciente la práctica del cierre de establecimientos hoteleros y la paralización de actividades turísticas durante los meses de temporada baja”.

Miguel Díaz ha señalado que el cierre temporal de un hotel o cualquier otra modalidad de alojamiento supone un retroceso en materia de empleo, tanto directo, de los trabajadores que pasan al desempleo, como indirecto, a consecuencia de la pérdida de volumen de actividad

 

que el cierre de un establecimiento hotelero supone a los comercios, locales de restauración, ocio y demás elementos de la oferta turística de la provincia. “Ante esta alarmante situación se justifica una intervención de la Diputación Provincial en el sector turístico para lo que se propone el desarrollo de unas medidas de incentivos fiscales a las distintas tipologías de establecimientos hoteleros para que actúen como mecanismo eficaz para combatir la estacionalidad”.