El Palacio de Ferias y Congresos abarrotado para demostrar #elpoderdelagente

El salón de actos del Palacio de Ferias y Congresos ayer se abarrotó con motivo del acto central de campaña de Izquierda Unida en Málaga. Un acto en el que intervinieron los números 1 y 2 de la lista de La Izquierda Plural al Parlamento Europeo, Willy Meyer y Paloma López, junto al coordinador andaluz Antonio Maíllo, el coordinador provincial y portavoz en el Parlamento Andaluz, José Antonio Castro y el diputado en el Congreso Alberto Garzón. 

Meyer y López fueron arropados en su visita a Málaga por dirigentes y militantes de toda la provincia, así como activistas de los movimientos sociales y de los conflictos laborales, como l@s yay@flautas que fueron parte fundamental de la ambientación del acto con sus reivindicaciones de "Sí se puede" o un trabajador de Limasa que en un punto del acto levantó un cartel que rezaba "LIMASA con Izquierda Unida". 

La primera intervención vino de mano del coordinador provincial, que en su discurso destacó la movilización como herramienta para romper con el bipartidismo para alcanzar lo que denominó "el socialismo del Siglo XXI", para dar paso al número 1 de la lista. Meyer señalaba a la Unión Europea como un agente que "está para no intervenir en la economía, privatizar lo público y ahogar a los estados" sirviéndose de un bipartidismo que "nos han impuesto un proyecto europeo pensado para el sector financiero, la gran industria, los monopolios y las transnacionales" que es el modelo que desde IU se quiere combatir.

El diputado malagueño, Alberto Garzón, hizo alusió en su discurso a Antonio Romero. Romero hacía referencia a que los ministros de los gobiernos del PP y del PSOE tenían que llevar en sus trajes puestos a la espalda las empresas a las que patrocinan. 

Paloma López hacía por su parte una llamada al cambio "imparable" a partir del 25 de mayo. López remarcaba las reformas laborales y la brecha salarial en la Unión Europea entre hombres y mujeres en un 39%, hablando de la feminización de la pobreza. La número 2 señalaba que el Gobierno no quiere que haya movilización, censurando las redes sociales "que son una marea más, generan y propagan ideas". Paloma López llamaba a la solidaridad con los y las compañeras acusadas por luchar por la defensa de los derechos de los trabajadores, poniendo el ejemplo de una compañera malagueña a la que se le quiere sancionar por participar en un piquete en la huelga general. 

Por último, Antonio Maillo, coordinador general de IU Andalucía, volvió a insistir en la insistencia de participar en las elecciones del 25 de mayo en la que "nos jugamos las reglas del juego", ya que de la UE dependen las reglas que rigen al resto de administraciones.

"No estamos en las alcaldías, ni en la Junta para ser neutrales ni exquisitos", recordaba Maillo, "sino que estamos para posicionarnos por la mayoría social".