Exigimos el reintegro de los fondos para formación pagados a dos cargos de confianza de Diputación para realizar masters

El reintegro del pago de los másteres de dos cargos de confianza del Partido Popular en la Diputación de Málaga, ese es el objetivo de una moción presentada por Izquierda Unida en la comisión de modernización y especial de cuentas de la institución supramunicipal.

El desembolso hecho por parte de la Diputación asciende hasta los 8.666 euros por cada una de las matrículas de estos cargos de libre designación en la escuela de negocios Esesa, sumando más 17.300 euros. Este dinero proviene de la bolsa de fondos para la formación de los trabajadores, y a la cual éstos no han podido acceder.

La portavoz del grupo provincial de IU, Toni Morillas, alega que esto únicamente sirve para “engordar el currículum” de los beneficiarios. La formación en la escuela de negocios, en la que ambos cargos realizan el MBA Master Executive en Administración, no repercutiría en una mejora de los servicios que presta la Diputación provincial, puesto que “una administración pública no se gestiona desde paradigmas empresariales”.  

Uno de los propósitos de esta moción es que los funcionarios y empleados públicos puedan acceder a estos fondos para seguir con su formación, mejorando así los servicios que ofrecen. “No se puede tolerar financiar estos gastos en personal de confianza”, denuncia Morillas, que  además ha señalado la discriminación positiva que reciben “los elegidos por el presidente de la Diputación”, mientras que en el marco estatal se están llevando a cabo recortes en las políticas de becas por parte del Gobierno Central, actualmente dirigido por el mismo partido.

IU exige el ingreso de las dietas pendientes a las trabajadoras del Centro Guadalmedina del año 2010

Además de esta moción, Izquierda Unida ha presentado otra iniciativa para que se realice “de manera inmediata” el ingreso de las dietas pendientes de las trabajadoras del Centro Especializado Guadalmedina, correspondientes al año 2010.

La Diputación adeuda a las trabajadoras dietas correspondientes a varios años. Una situación que no sólo afecta a las fijas, sino también a las de la bolsa y las contratadas mediante oferta al SEPE (Servicios Especializados para Personas Discapacitadas, marco en el que se encuentra el Centro Guadalmedina) y que se puso en conocimiento del grupo provincial de IU a finales del año pasado. Morillas ha recordado que entonces, su grupo político presentó una moción al respecto que retiró tras el compromiso del equipo de gobierno del pago inmediato de las dietas.

 

A pesar que se les integró las dietas correspondientes a los años 2013, 2012 y 2011, las trabajadoras denuncian que aún no se les ha integrado los correspondientes al año 2010, así como el “mareo” al cual se han visto sometidas por parte del Centro para no pagarles lo que les corresponde.