La Izquierda Plural reivindica un “proceso constituyente” para una salida social alternativa a la crisis

“Queremos construir un nuevo modelo de país, llevando a cabo un proceso constituyente frente a la quiebra y el desastre social al que nos están llevando las políticas del Gobierno del PP”, así lo ha manifestado esta mañana en rueda de prensa el diputado malagueño Alberto Garzón. Un proceso constituyente que desde el grupo parlamentario La Izquierda Plural significa la defensa, recuperación y avance en los derechos sociales, así como un rescate de la democracia en España que en el marco actual no se puede alcanzar, ya que “la ciudadanía exige una salida social alternativa a la crisis “.

La coalición parlamentaria, integrada por IU, ICV-EUiA y CHA, se ha reunido esta mañana en Málaga para hacer balance de la experiencia de los diputados en estos tres años de legislatura. En el encuentro se ha debatido cómo afrontar lo que resta de legislatura, “en un marco de descomposición social” tal y como lo ha expresado Garzón y que centrará su actividad parlamentaria en la defensa de las demandas de la ciudadanía: empleo y políticas sociales.

El objetivo de La Izquierda Plural es “plantar la cara” para defender que sea la sociedad la que tome las decisiones que respectan a su futuro en términos democráticos a través de las propuestas que defenderá la coalición parlamentaria, ha explicado el portavoz de la Izquierda Plural, José Luis Centella que ha felicitado al grupo porque “teniendo 11 diputados de 350 hemos dado todas las batallas con un fuerte respaldo social”.

Los diputados han estado acompañados esta mañana por el coordinador provincial de IU, José Antonio Castro. Estas reuniones se irán trasladando a distintos puntos del Estado, de donde son representantes los diputados de La Izquierda Plural, “para conocer la realidad social en la que vivimos”.

El “engaño” de la vicepresidenta del Gobierno al explicar un decreto “que no existe”

Durante la rueda de prensa los dos primeros viceportavoces del grupo parlamentario, José Luis Centella y Joan Coscubiela, han aludido al engaño que supone gobernar mediante decretos leyes que pasan por puro trámite.

Centella dijo que La Izquierda Plural no mantiene relaciones parlamentarias con el PP debido a la “ruptura de las reglas del juego, apoyando a un gobierno que abusa del decreto ley”, en referencia al texto de 172 páginas presentado ayer por la vicepresidenta del Gobierno. Los 11 diputados de los que se compone el grupo “no va a servir de comparsa para salir en la foto con la vicepresidenta, que cuando llega al parlamento se burla de lo que allí se ha comprometido”, sentenciaba.

“Ayer vivimos una mala jornada parlamentaria”, evidenció Centella, “el PP evidenció su desprecio al Parlamento, porque para ellos el debate parlamentario es un mero trámite para seguir imponiendo su mayoría absoluta, al igual que la Junta de Portavoces”. Para las formaciones políticas que conforman la coalición la situación se complica con la aprobación de la ley de seguridad ciudadana, que Centella ha tachado de “sarcástica”, puesto que profundiza en el carácter autoritario del gobierno con dos objetivos claros: criminalizar la protesta y situar fuera de la ley a aquel que proteste.

Por su parte, Coscubiela ha destacado el “engaño” al que la vicepresidenta del Gobierno sometió ayer a la ciudadanía explicando un decreto ley “que no existe”. El viceportavoz segundo desgranó varios de los puntos explicados ayer por Sáenz de Santamaría y que no eran más que “coartadas” para desarrollar políticas de privatizaciones y ajustes.

El documento, que referencia a competencias de ocho comisiones distintas del Congreso y que pretende ser debatido únicamente en una de ellas, ha sido calificado como un “atentado a la democracia”. Entre otros aspectos, supondrá un nuevo déficit de la tarifa del gas (800 millones de euros más para los usuarios), la sustracción de competencias a las comunidades autónomas y la privatización de los servicios públicos de empleo, del registro civil y de AENA, “la última de las joyas de la corona de este país”. Estos hechos, para Coscubiela, evidencian que “para el PP, el servicio público es negocio para sus amigos”. 

Al respecto, el grupo parlamentario ha manifestado su intención de seguir explicando el contenido, “batallando durante julio y agosto para cambiarlo, porque a nosotros ni nos callan ni nos vencen, aunque el PP haya decidido ejercer el autoritarismo total”.

El diputado de ICV tuvo palabras para el trabajo de estos tres años del grupo parlamentario, formado por distintas formaciones y en el que se respira “lo que demandan los ciudadanos”. Ha añadido que la Izquierda Plural ha demostrado que es posible la convergencia y la confluencia de la que hablan ahora otras formaciones políticas.

Castro manifiesta su satisfacción ante el anuncio de la inauguración del metro

A preguntas de los periodistas, José Antonio Castro portavoz del grupo parlamentario andaluz, ha manifestado la satisfacción de Izquierda Unida ante el anuncio definitivo de la apertura del metro de Málaga, que será el 30 de julio. “Cuando cogimos el gobierno de la Consejería de Fomento nos encontramos con el pufo del metro de Málaga”, expresaba Castro, “y hemos tenido que asumir cosas muy delicadas, como propuestas de cambio de trazado y de modelos”.

 

A pesar de los inconvenientes, Castro ha felicitado a la Consejería de Fomento y Vivienda porque “por fin, desde la honestidad y transparencia de la gestión de la Consejería, tenemos una fecha para poder inaugurar el metro para todos los malagueños”.