Reclamamos el pago de todas las deudas a cuidadoras de discapacitados

El diputado provincial de Izquierda Unida, Pedro Fernández Ibar, ha reclamado al equipo de gobierno que busque la manera de pagar la deuda que mantiene con trabajadoras que han prestado sus servicios en el centro Gualdamedina y que no vierta sobre ellas la responsabilidad de justificar su trabajo.

El Centro Guadalmedina está dedicado a la atención en régimen de internado a personas con una discapacidad grave que necesitan ayuda para todo tipo de tareas y que no pueden ser atendidos por sus familiares.

En 2013, un grupo de trabajadoras trasladaron a Izquierda Unida su preocupación porque se les adeudaba la dieta de varios años.

Aunque ocurría con todas las empleadas, las trabajadoras que provenían de la oferta de SEPE (Servicio de Empleo Público Estatal) estaban especialmente preocupadas porque hacía tiempo que no las contrataban.

En noviembre de 2013, el grupo provincial de IU presentó una moción para reclamar el pago inmediato de las dietas que se les adeudaba, pero no se discutió porque el equipo de gobierno se comprometió al pago inmediato. Un par de meses más tarde, se abonaron las dietas de los años, 2013, 2012 y 2011, pero nueve meses más tarde no se han pagado las correspondientes a 2010.

Las trabajadoras piensan que la Dirección del centro las está “mareando”, por lo que Izquierda Unida ha presentado una nueva moción al respecto.

Sin embargo, señala el diputado Fernández Ibar, el equipo de gobierno se niega a hacer frente a estos pagos por entender que el trabajo no está acreditado y ha emplazado a las trabajadoras a demostrarlo y a utilizar las vías que consideren oportuno para reclamar.

El diputado de Izquierda Unida ha criticado que el PP vierta sobre la parte más débil la obligación de demostrar que han prestado sus servicios en este centro y de que las obligue a acudir a las vías administrativas o contenciosas oportunas, sobre todo si ya se han cumplido los plazos.