Insistimos en pedir a Fomento medidas "urgentes" para evitar atascos a la entrada de Arroyo de la Miel

El diputado de IU y portavoz del Grupo de la Izquierda Plural, José Luis Centella, ha enviado este lunes una carta a la ministra de Fomento, Ana Pastor, en la que le vuelve a exponer los problemas de "atasco y ocupación del arcén" que se produce en la entrada de la autopista de la Costa del Sol hacia Arroyo de la Miel, en Benalmádena (Málaga), una situación que supone "un serio peligro para la seguridad vial".

Así, en la misiva, el diputado recuerda que ya el 3 de agosto del pasado año le planteó una iniciativa parlamentaria para valorar las "aglomeraciones", a las que "le quitó importancia ya que no se había producido ningún accidente mortal".

En aquella respuesta, ha precisado este lunes a los periodistas, "no nos anunció ninguna actuación estructural y nos remitió a los paneles de mensajes variables y a las actuaciones puntuales que, según dijo, realiza 'in situ' la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil".

Ha recordado que los Presupuestos Generales del Estado para el presente año sí contemplaban 100.000 euros para remodelar el enlace de la AP-7 a Benalmádena, sin embargo, "hasta el momento no tenemos constancia de la existencia de alguna actuación del Ministerio para resolver esta situación conflictiva".

Centella ha recordado que esta situación no es estacional ni puntual porque, a pesar de que en verano el incremento poblacional provoca un agravamiento de la situación, "los atascos y la ocupación del arcén ocurren diariamente en todos los meses del año".

El diputado de IU por Sevilla ha señalado que el departamento dirigido por Pastor está asumiendo "responsabilidades en relación con posibles accidentes que fruto de esta situación tantas veces denunciada se puedan producir", y ha reclamado "soluciones".

En primer lugar, en opinión del portavoz de la Izquierda Plural, deben adoptarse medidas "urgentes tanto de control por la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil como de una actuación inmediata para mejorar, si es posible, la ocupación del arcén, que en estos momentos se produce de manera totalmente irregular".

 

Centella ha insistido en que se debe intervenir para controlar los atascos, "evitando que se produzcan adelantamientos y entradas muy peligrosas", teniendo en cuenta que se trata de una vía "muy transitada".