26 municipios malagueños se quedan sin las ayudas del Plan de Garantía Alimentaria por la negligencia de la Diputación que no ha tramitado la petición en plazo

El viceportavoz del grupo provincial de Izquierda Unida en Diputación, Miguel Díaz, ha calificado de negligencia muy grave que el ente haya presentado fuera de plazo la solicitud de ayudas al Plan de Garantía Alimentaria. “Cooperar con los municipios de menor población es el principal cometido de las diputaciones, por lo que es muy grave lo sucedido, y, más aún, ante cuestiones tan importantes como un plan de garantía alimentaria en el actual contexto de emergencia social”.

El representante de IU critica que el gobierno del PP incurra en la dejación de funciones en las cuestiones básicas a las que tiene que atender una Diputación para  dedicarse a subvencionar a los municipios de mayor población gobernados por ese mismo partido o a realizar actos promocionales “para autobombo de su presidente, mientras pasa por alto los plazos para tramitar las ayudas para emergencia alimentaria en los pueblos de menos de 1.000 habitantes. ¿Hay otra cosa más importante que garantizar los derechos más elementales de la ciudadanía? Está claro que para el PP sí, de hecho ha sido la única Diputación andaluza que ha presentado la tramitación fuera de plazo”

El viceportavoz de grupo de IU en Diputación ha anunciado que va a ponerse en contacto con la Consejería de Administración Local y Relaciones Institucionales de la Junta de Andalucía, (la institución que concede las ayudas en virtud al Plan Extraordinario de Solidaridad y Garantía Alimentaria, recogido en el Decreto-Ley 8/2014, de 10 de junio, de medidas extraordinarias y urgentes para la inclusión social a través del empleo y el fomento de la solidaridad en Andalucía) para que se pueda buscar una solución excepcional a esta irresponsabilidad del gobierno del PP y los 26 pueblo puedan recibir los fondos que los corresponden.

 

El total de la aportación para los 26 municipios es de 15.382 euros. Las localidades que se han quedado fuera por la negligencia de la Diputación son: Atajate, Salares, Júzcar, Parauta, Faraján, Carajima, Benadalid, Alpandeire, Pujerra, Jimera de Líbar, Árchez, Benalauría, Genalaguacil, Macharaviaya, Alfarnatejo, Benarrabá, Cútar, Jubríquez, Sedella, Totalán, Carratraca, Igualeja, Algatocín, Iznate, Canillas de Albaida y El Borge.