Criticamos los traslados de 249 funcionarios en Diputación sin que el gobierno del PP haya puesto en marcha los concursos preceptivos

Izquierda Unida se ha hecho eco de las denuncias que los trabajadores y trabajadoras de la Diputación vienen haciendo desde que ocupara la presidencia Elías Bendodo (PP) y que han provocado numerosas alegaciones por parte del sindicato CCOO a las recientes modificaciones de la plantilla. La falta de convocatoria por parte del equipo de gobierno de la Mesa General de Negociación, de la que forma parte la representación sindical, para abordar cuestiones importantes tales como las necesidades de personal derivadas de la aplicación de la Reforma de la Administración Local, está generando una política de personal y organizativa discrecional, basada en los traslados de funcionarios “a dedo”, la modificación de las funciones de los mismos sin los pertinentes concursos internos y el sobredimensionamiento de determinados servicios, en detrimento de otros, especialmente aquellos destinados a la prestación de servicios sociales a la ciudadanía.

“Desde que el PP gobierna en Diputación se han producido 249 traslados internos de funcionarios, 27 de ellos en el último pleno de julio, sin que se haya convocado concurso o libre designación con convocatoria pública, tal y como marca el procedimiento previsto en la relación de puestos de trabajo, por lo que se pudieran estar vulnerando los principios de publicidad e igualdad para la provisión de puestos de trabajo”, ha señalado la portavoz del grupo en la Diputación, Toni Morillas.

Asimismo, el grupo de IU ha señalado que “no le consta que en los 3 años de mandato el equipo de gobierno del PP haya convocado ningún concurso de traslados, lo que puede estar generando un perjuicio para la mayoría de los trabajadores de la Diputación Provincial”.

Asimismo, Izquierda Unida ha criticado que “en lo va de legislatura se hayan amortizado 562 puestos de trabajo, siendo el 81% (455) puestos base, el 12% puestos intermedios y solo el 7% puestos de dirección o jefatura. Por el contrario, 1 de cada 4 puestos creados han sido de dirección o jefatura”, lo que resulta especialmente llamativo a IU. “La política de personal define las prioridades del PP: destruyen puestos base, que son los que realmente garantizan la prestación de servicios a la ciudadanía, particularmente en los centros de servicios sociales especializados, donde se han amortizado un 58% de los puestos, al tiempo que crean puestos directivos” ha puntualizado Morillas.

 

IU solicitará al Presidente de la Diputación que “recupere el diálogo con los agentes sociales en la Diputación provincial, de modo que la política de personal y organizativa de la institución sea consensuada con los mismos y se ajuste a los procedimientos establecidos previamente de manera consensuada, con la pretensión de garantizar los principios de igualdad, mérito y capacidad que han de regir en cualquier administración pública”.