El PP recorta la asistencia y el cuidado a los usuarios de los centros de servicios especializados de Diputación

Los centros especializados Virgen de la Esperanza y Guadalmedina están atravesando una grave situación por la negligencia del equipo de Gobierno de Diputación que afecta directamente a sus  usuarios, personas con necesidades especiales que viven o pasan la mayor parte de su día en ellos.

Así lo ha vuelto a denunciar esta mañana la portavoz del grupo provincial de Izquierda Unida, Toni Morillas, después de reunirse con trabajadoras de ambos centros y la asociación de padres del Virgen de la Esperanza. Morillas explicó que desde que entró a gobernar en Diputación, el Partido Popular tenía como objetivo desmantelar los  servicios especializados y durante este periodo ha venido recortando el presupuesto, incumpliendo el cuadrante de trabajo,  y no cubriendo bajas o vacaciones, lo que no ha provocado graves problemas a los usuarios por la voluntad de los trabajadores “que velan porque estén bien atendidos a costa de su propia salud”.

 

Izquierda Unida ya denunció la pasada semana que el equipo de gobierno provincial ha aprobado una modificación de créditos de cuarenta mil euros proce dentes de estos centros para destinarlos al centro La Noria, “donde se prestan servicios prescindibles y no relacionados con derechos humanos y fundamentales”.

 

Tras la denuncia de IU, el portavoz del Partido Popular, Francisco Salado, respondió diciendo que estos fondos eran sobrantes gracias al ahorro y la buena gestión, lo que ha sido contestado esta mañana por los trabajadores. Así, María Espinosa, delegada de Comisiones Obreras en el centro Virgen de la Esperanza ha recordado que el ahorro al que se refiere el diputado del PP son recortes directos que sufren los usuarios, como no disfrutar de las vacaciones que antes pasaban en las residencias de tiempo libre o el Albergue de Marbella. También que enfermos gravemente afectados están siendo cuidados la mayor parte del tiempo por dos personas cuando tenían que se cuatro, como ocurre también con los de movilidad reducida. La alimentación en “inadecuado y pobre” lo que está ocasionando a los usuarios problemas digestivos. “Con ese dinero que se han llevado podrían haber comprado fruta o cereales o permitir paseos, y no darles pastillas de aloe, que pagan las familias”.

La fisioterapia sólo se imparte por la mañana y la falta de enfermero está ocasionando ya problemas, como ha denunciado el presidente del AMPA del colegio Virgen de la Esperanza, Emilio Escobedo, que ha pedido que no se juegue con las vidas de sus hijos.

 

Toni Morillas ha anunciado que su formación presentará en el pleno del próximo día 21 una iniciativa reclamando un compromiso claro por el mantenimiento de estos centros y por que los servicios que se prestan “sean de la calidad que merecen estos ciudadanos”.