Desciende casi un 6 por ciento el gasto social y aumenta en un 2.100 por ciento el de publicidad y propaganda en La Térmica

El Partido Popular recorta las partidas destinadas a fomentar actividades culturales en los pueblos y aumenta en un dos mil cien  por ciento los recursos en publicidad y propaganda de La Térmica, un organismo que nada tiene que ver con las funciones de Diputación.

El grupo provincial de Izquierda Unida ha hecho hoy un análisis de los presupuestos para 2015 que ha elaborado el equipo de gobierno popular en Diputación y ha destacado el recorte “dramático” que hace el PP en materia de políticas sociales y el aumento de partidas que no tienen que ver con la función, ni el objetivo del ente.

La Térmica ha incrementado su presupuesto en publicidad y propaganda de 10.000 euros a 210.000 euros que tendrá el próximo año, ha desvelado esta mañana en rueda de prensa la portavoz del grupo provincial de IU, Toni Morillas, quien ha recordado la “fascinación” del Partido Popular por decir qué es competencia o no de la Diputación en contraposición a la puesta en marcha de La Térmica, un centro “que sólo nos beneficia a los vecinos de la capital”.

Morillas considera “totalmente escandaloso” que en tiempos donde hay gran número de familias que no pueden afrontar los costes de los servicios básicos e incluso el de la alimentación, el PP decida recortar en casi un seis por ciento los presupuestos destinados a políticas sociales y ha añadido que es “mentira” que el gasto social sea la prioridad del presupuesto de 2015 como ha dicho el presidente de Diputación, Elías Bendodo. “Llueve sobre mojado y tras constantes recortes desde que el PP gobierna en Diputación, el último de la legislatura de Elías Bendodo al frente del ente se aplica un recorte aún más duro”.

La diputada de IU se ha detenido en algunos aspectos concretos de la política social como son los centros de servicios especializados de Diputación, en los que trabajadores y padres vienen reclamando que cesen los recortes porque han mermado considerablemente la calidad, no sólo laboral (que afecta directamente a los usuarios dependientes), sino también en otros aspectos que incluye hasta la alimentación. “Cuando trabajadoras, padres y los grupos de la oposición reclaman todo esto,  lo que hace el PP,  después de tres años, es consolidar el recorte sin poner ni un euro más. Bendodo hace oídos sordos a una reclamación consolidada de los centros de servicios especializados”.

Toni Morillas ha denunciado también “la eliminación drástica” de la Red de Municipios por la Igualdad de Género, del Plan Transversal por la Igualdad y del Observatorio contra la Violencia de Género, que han desaparecido del presupuesto para el próximo año y todo ello en vísperas de la conmemoración del Día Internacional contra la Violencia de Género, fecha en la que muchos dirigentes del PP aparecerán fotografiados junto a colectivos que luchan contra esta lacra.

Frente a todo esto, el PP ha aumentado en un 40 por ciento el presupuesto de la Oficina del Alcalde, un departamento cuyo reparto de recursos es discrecional y arbitrario y que “el señor Bendodo entrega alegremente a los ayuntamientos que le interese, mientras ha mermado en un cincuenta por ciento la concertación con los municipios”. De hecho, el incremento de la Oficinal del alcalde sería de un 88 por ciento si excluimos las partidas que hay dentro y que tienen por finalidad la concertación.

 

Izquierda Unida prepara enmiendas para presentar una propuesta alternativa a estos presupuestos “que permita que la Diputación sirva para atender a los pequeños pueblos, para fomentar modelos de desarrollo que genere empleo en las zonas más atacadas y para poner en marcha dispositivos y herramientas que permitan cubrir necesidades básicas de la mayoría social”.