Manifestamos la necesidad de recuperar la diputación para la gente y los pequeños municipios de la provincia

Izquierda Unida ha denunciado esta mañana el recorte que el equipo de Gobierno de Elías Bendodo en la diputación ha hecho en el Plan de Asistencia y Cooperación de Municipios en la provincia de Málaga en un 61%. Desde el inicio de la legislatura, el recorte total asciende a los 77 millones de euros, que afectan principalmente a los municipios de las zonas rurales de la provincia.

“Bendodo ha vuelto a demostrar que no tiene ninguna palabra”, ha declarado la portavoz en el ente supramunicipal, Toni Morillas. “Se comprometió con los alcaldes a mantener la concertación, que estaba cuantificada en 41 millones de euros y va a salir de la diputación dejándola en la cantidad ridícula de 15 millones de euros”.

Para Izquierda Unida, estoy supone corroborar el modelo que el Partido Popular ha impuesto en la diputación, rescatando ayuntamientos gobernados por este partido y que se encuentran “endeudados hasta el cuello”. La coalición sostiene así que el equipo de gobierno no ha apostado por el mantenimiento de los recursos en transferencias a los municipios, que se traducen en mayores servicios para los pueblos de Málaga. “La principal seña de identidad del equipo de Elías Bendodo ha sido atracar con guante blanco durante 4 años las zonas rurales de la provincia, que son precisamente las que tienen mayores necesidades de equipamiento y servicios”, apuntaba Morillas, recordando que la competencia de la institución debe ser precisamente ofrecer estos servicios.

“Hemos votado en contra de nuevo de este recorte, porque creemos, y así lo hemos señalado, que existe una necesidad de recuperar la diputación para la gente y para los pequeños municipios de la provincia”.

En este sentido, el grupo político ha presentado una moción para la defensa de los mecanismos democráticos del ente, que han calificado de “opaco” y “alejado de la ciudadanía”. IU alude así al desmantelamiento de los servicios que favorecían la participación directa de la ciudadanía, que han sido recortados en un 77% desde el anterior gobierno, en el que se encontraba la coalición de izquierdas. La portavoz ha recordado que con un gobierno en el que participaba Izquierda Unida se destinaban 2,1 millones de euros al fomento de la participación y el apoyo de los colectivos sociales de la provincia, cantidad que ha sido reducida hasta los 400.000 euros.

“El PP ha vuelto a incumplir dos de sus compromisos adquiridos: hacer un reglamento de participación ciudadana para la diputación y la posibilidad de que los agentes sociales tomen parte en los plenos”, señalaba Toni Morillas. En la iniciativa presentada por IU, se exige el cumplimiento de ambos compromisos. En el caso del reglamento ha sido de nuevo aprobado con los votos del PP, a pesar de lo cual se hace a final de legislatura.

 

El otro acuerdo de la iniciativa, referente a la aplicación del artículo 103 del reglamento aprobado únicamente por el Partido Popular en la diputación, ha sido rechazado por este grupo político. “Este es el artículo que hace referencia a la posibilidad de participación de los colectivos ciudadanos en los plenos y que viene vulnerándose sistemáticamente desde hace 3 años, lo que supone que el PP ha votado en contra de su propio reglamento”. Morillas ha expresado así su sorpresa: “No sabemos qué miedo tiene el PP a que los ciudadanos de la provincia puedan intervenir y elevar sus demandas al pleno provincial”.