Partidos de izquierdas, colectivos vecinales y sociales y ciudadanos individuales buscan desde mañana una candidatura de unidad popular para la ciudad

Izquierda Unida, Alternativa Socialista y Alternativa Republicana, junto a colectivos vecinales, sociales, y sindicales; profesores de la Universidad y numerosas personas a título individual se reúnen mañana en una asamblea constituyente donde darán paso a una candidatura unitaria para las próximas elecciones municipales.

 

La asamblea, que se celebra en la Facultad de Económicas, a las 19,00 horas, es el pistoletazo de salida a los comicios locales, según ha relatado esta mañana en rueda de prensa el coordinador local de Izquierda Unida, Eduardo Zorrilla, cuya organización hace así una apuesta por la confluencia amplia que agrupe a partidos de izquierdas, colectivos sociales y ciudadanos, así como personas a título individual. El objetivo es crear una alternativa viable al actual gobierno de Francisco de la Torre y el Partido Popular que tras veinte años ha creado una Málaga más injusta y desigual.

 

En ello han coincidido esta mañana los representantes de los tres partidos mencionados, que mañana apostarán por una coalición de unidad popular, como ha señalado Magdalena Noguera, representante de Alternativa Socialista, partido compuesto por militantes de formaciones socialistas e independientes que están en desacuerdo con la política económica que lidera en Andalucía Susana Díaz.  

 

Asimismo, Alternativa Republicana, que supone la suma de partidos republicanos  tradicionales como Unión Republicana y parte de Izquierda Republicana, participará mañana en la asamblea que busca crear una candidatura unitaria por entender que “la radicalidad democrática se inicia desde el municipalismo, nivel desde el que los ciudadanos expresan su soberanía”, Esta apuesta por una coalición de izquierdas es un compromiso de este partido por recuperar Málaga “que hasta ahora viene siendo gobernada por lo que nosotros entendemos que es la continuación del régimen anterior”. ha señalado su representante, Antonio Fernández.

 

La asamblea de mañana contará con la presencia Alberto Garzón, diputado nacional y Secretario de Convergencia y Proceso Constituyente de IU, Rafael Luna, veterano sindicalista y secretario general Alternativa República y Carlos Martínez, miembro de ATTAC y coprimer secretario de Alternativa Socialista.

 

En la rueda de prensa ha estado presente también, Francisco Vega, uno de los portavoces de Ganemos Málaga, germen de lo que mañana comienza y en el que han participado militantes de estos tres partidos a título individual.

 

Vega ha despejado dudas recordando que Ganemos nació en el mes julio del pasado año y cuyos integrantes estuvieron trabajando hasta la asamblea constituyente del pasado 22 noviembre cuando se aprobó el código ético y modelo organizativo. Así, se decidió crear una coalición electoral y se invitó a los partidos políticos a que se unieran a este conglomerado de ciudadanos que ya lo habían hecho a título individual o como colectivos sociales.

 El primer paso se da mañana con una asamblea en el que todos se una para intentar crear una candidatura de unidad popular y que tendrá que materializarse a lo largo de este mes de febrero con los acuerdos que tomen los integrantes.

 

A preguntas de los medios, Vega descartó que la coalición acuda a las elecciones municipales con el nombre de Ganemos, al igual que no podrán hacer quienes abandonaron este colectivo, “ni siquiera Guanyem”. La denominación será objeto de debate como será la candidatura.

 

Eduardo Zorrilla ha asegurado que la asamblea de mañana es la concreción de una apuesta por una amplia confluencia con partidos y colectivos y sobre todo con personas con el claro objetivo de forjar una alternativa de gobierno ciudad, que acabe con cifras como que uno de cada tres niños malagueños y uno de cada cuatro ciudadanos está por debajo del umbral de la pobreza. Y se hace sin ambigüedad, señala el actual portavoz de IU en el Ayuntamiento, declarándose de izquierdas. “Queremos una Málaga más igualitaria, más democrática, con participación real y efectiva; una Málaga para vivir, a la medida de la gente y no a la de los intereses de especuladores como ocurre ahora con el Partido Popular”.