La educación tiene que estar al servicio de los andaluces, no únicamente al de los intereses financieros

Izquierda Unida se ha comprometido al mantenimiento del acceso de la universidad pública para los hijos de aquellas personas con menores recursos económicos.           Así lo ha manifestado esta mañana el candidato a la presidencia del gobierno de España, en una rueda de prensa celebrada en la Facultad de Económicas de la Universidad de Málaga.

La coalición de izquierdas considera así que el conocido como 3+2, última reforma educativa aprobada por el gobierno del PP, pone trabas a los hijos de los trabajadores para poder acceder a una educación superior pública y de calidad. El candidato de IU, además, ha recordado que esta reforma forma parte del proceso conocido como “estrategia universitaria 2015”, que se inició con la aprobación e implementación por parte del PSOE del Plan Bolonia.

“La educación no puede ser únicamente una fábrica de recursos humanos al servicio de la generación de beneficios para las grandes empresas”, recalcaba. De esta forma, IU apuesta porque el modelo permita enseñar a la gente a pensar, fomentándose una “escuela de ciudadanía”. Esto, para la formación, únicamente puede conseguirse desde unos valores de izquierdas, puesto que son los que apuestan por valores como la igualdad o la fraternidad.

Garzón ha compartido esta mañana acompañado de profesores, alumnos y representantes de la asociación de estudiantes Economía Crítica, de la que formó parte en su época universitaria. Junto a ellos ha debatido acerca de las propuestas económicas que lleva Izquierda Unida en su programa electoral, en una asamblea que se iba a celebrar en el despacho de la asociación pero que, debido a la gran afluencia de público, ha tenido que trasladarse al aula de grados de la facultad.

En este encuentro con la comunidad educativa ha estado también presente el cabeza de la lista de la formación para el Parlamento de Andalucía por la provincia de Málaga, José Antonio Castro. El también coordinador provincial ha hecho especial hincapié en las propuestas que la formación tiene para transformar Andalucía, destacando la creación de la banca pública. La creación de este ente público de crédito, dotado con 1.400 millones de euros, se presenta como “imprescindible para la planificación democrática de la economía”, así como para dotar de financiación a las pequeñas y medianas empresas, autónomos y la economía social, que son las verdaderas generadoras de riqueza en la comunidad.

Para ello, es necesario el cambio de modelo productivo en la comunidad que, además de la banca pública, precisa por leyes como la ley integral de agricultura. Esta debe plantear la función social de la tierra y la creación del banco público de tierras. En materia de vivienda, es necesario combatir la burbuja inmobiliaria y la de las grandes infraestructuras, a través de una ley de construcción sostenible. De la misma manera es necesario profundizar en la rehabilitación y mantenimiento para mejorar las barriadas, los edificios y las condiciones de vida de los vecinos que viven en ellos.

A estas apuestas también se sumaría la ley integral movilidad sostenible, la cual IU ya empezó a trabajar en su mandato en la consejería de Fomento y Vivienda a través del Plan Andaluz de la Bicicleta, pero, especialmente, con el metro. Este modelo genera empleo y riqueza, vertebrando las ciudades. Castro ha destacado también la soberanía energética como imprescindible para el cambio de modelo productivo en Andalucía. Actualmente la comunidad genera menos energía de la que consume.

Estas propuestas se suman al trabajo desempeñado para defender servicios y sectores económicos de calidad, como el turismo, el pequeño y mediano comercio y que necesitan un gobierno que esté con ellos, pasando por el impuesto a las grandes superficies. Esto pone de relieve la necesidad  de poner al servicio de los y las andaluzas la riqueza que se genera en nuestra tierra. Este es el compromiso alcanzado por la formación.

 

Garzón y Castro participarán esta tarde en el acto central de la campaña en la provincia de Málaga, al que se sumarán Lola Quintana, candidata al parlamento de Andalucía, Antonio Maíllo, candidato a la presidencia de la Junta, y Julio Anguita. El ex coordinador general de IU arropará de esta manera a los candidatos en Málaga, en un acto que se celebrará esta tarde a las 19:00 en el Palacio de Ferias y Congresos de la capital.