Los hoteles de cinco estrellas en Andalucía sólo pueden serlo si el empleo que crean es de calidad y excelencia

La calidad del empleo tiene que ser determinante en la calificación que los hoteles reciben en Andalucía. Este es el compromiso que Izquierda Unida ha trasladado a representantes sindicales de hostelería de la Comisiones Obreras de Málaga, en un encuentro celebrado en el Centro Cívico. La formación apuesta así por seguir desempeñando en el gobierno las labores que desempeñó la consejería de Turismo y Comercio en la pasada legislatura defendiendo los intereses y derechos de los trabajadores del sector.

José Antonio Castro, cabeza de lista al parlamento andaluz por la provincia de Málaga, ha defendido así el trabajo realizado por el equipo liderado por Rafael Rodríguez, así como las propuestas e iniciativas que se quedaron a punto de aprobar antes de la ruptura del gobierno andaluz por parte del PSOE.

Izquierda Unida ha recogido estas propuestas en su programa para las autonómicas del próximo 22 de marzo. Así, la coalición de izquierdas pone en valor el trabajo que se desarrolló para la redacción de la ley de turismo sostenible. Como ha recordado el candidato en el encuentro, este regulaba los campos de golf y sus instalaciones, las viviendas turísticas sin regular que compiten con la oferta en Andalucía y las fiestas singulares.

Castro apuntaba a que estas medidas tenían que complementarse con un plan de choque contra la estacionalidad que permita mantener la oferta turística durante todo el año, manteniéndose los hoteles abiertos al menos 9 meses. De esta manera, las cláusulas sociales que la administración andaluza incluya en el sector hotelero tienen que ir destinadas a la generación de un empleo sostenible, de calidad y excelencia para un turismo al nivel que merece Andalucía.

En el encuentro han participado también el ex consejero y candidato al Parlamento Andaluz, Rafael Rodríguez, el candidato Francisco Artacho y la responsable provincial de CCOO de Turismo y Comercio en Málaga, Lola Villalba.

La sindicalista ha agradecido a la formación el trabajo realizado en los tres años de gobierno en la consejería de Turismo y Comercio, en los que “al ex consejero no se le ha caído de la boca el nombre de los trabajadores”. Las CCOO han formado parte en diferentes mesas de negociación en las propuestas e iniciativas que desde que IU tomó parte del gobierno andaluz la formación ha presentado en la materia, defendiendo también el papel que la militancia de Izquierda Unida ha tenido estando junto a los trabajadores en la movilización y representando su voz en las instituciones.

 

Tanto Villalba como Castro han coincidido en que las próximas elecciones serán un punto de inflexión que debe permitir que siga la formación liderando el proyecto de transformación en Andalucía. Para ello, el candidato ha llamado el próximo domingo a llenar las urnas de votos de la formación.