“Empleo de calidad” frente al “desguace” del mercado de trabajo que aplica el PP

El candidato de Izquierda Unida a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, hareivindicado hoy desde Málaga el Plan de Trabajo Garantizado con el que esta formación prevé crear un millón de empleos con una inversión de cerca de 9.400 millones de euros. “Para ello -señaló-, es fundamental el papel de los ayuntamientos”, por lo que jugarán un importante papel los municipios en los que IU gane alcaldías el próximo 24M. Situó a su formación como la “garantía” desde la izquierda para la “generación de empleo de calidad” allí donde gobierne, frente “al desguace del PP” en materia laboral.

Este plan impulsará principalmente tareas de sectores como el de la asistencia a las personas, una labor que “tiene que estar reconocida, remunerada y cotizada”, además de la rehabilitación de viviendas y centros urbanos, trabajos ecológicos de reforestación o en servicios vinculados a la Cultura.

Garzón garantizó que IU contribuirá en cuanto tenga ocasión para ello a derogar “la nefasta reforma laboral” impuesta esta legislatura por el Gobierno de la derecha de Mariano Rajoy, así como a “dar la vuelta y revertir” los procesos de privatización de los “servicios públicos que son esenciales” para la vida de los ciudadanos que se han acometido a nivel municipal.

 

El candidato de IU a La Moncloa desarrolla toda su jornada de campaña de hoy en Málaga, circunscripción de la que es diputado en el Congreso y cuya elección supuso su salto a la política nacional a finales de 2011. Tras llegar a la capital malagueña algo más tarde de lo habitual en su agenda diaria debido a los compromisos de entrevistas electorales televisivas en Madrid completó su primer acto de la mañana al reunirse con trabajadore/as de empresas afectadas por conflictos laborales -acompañado por el candidato de ‘Málaga para la gente’ a la Alcaldía de la ciudad, Eduardo Zorrilla- y mantuvo un encuentro con los medios a las puertas de Centro de Arte Contemporáneo malagueño.

“Donde antes había un trabajador de 50 años con un contrato fijo de 1.500 euros –insistió a modo de ejemplo- ahora hay tres de 30 años que cobran 500 euros”. El plan de IU que defiende plantea promover “nuevos empleos de calidad” con contratos de trabajo que oscilan entre los 1.250 y los cerca de 900 euros al mes.

 

Detalló que su propuesta laboral “es perfectamente realizable”, ya que parte de una “cantidad modesta” comparada con el dinero público desembolsado “para salvar el sistema financiero” durante esta larga crisis.

 

El parlamentario de IU tachó de “incomprensible” que tanto en mismo Rajoy como destacados dirigentes de su partido lancen en campaña afirmaciones del tipo de que ‘ya nadie habla del paro’, que dan una idea de su irresponsabilidad y cómo tratan de confundir a la gente recurriendo a la propaganda más allá de la realidad.

 

“El paro -señaló también el acto de la tarde en el Parque del Oeste malagueño- es una realidad desgraciada que asola nuestras tierras y que no se resuelve sencillamente mirando debajo de la cama”. Para darle la vuelta avisó de que “hace falta cambiar de gobernantes para que las prioridades sean las de la mayoría social”, por lo que estas elecciones del 24M representan “una oportunidad” inmejorable para conseguirlo.

Animó a “abrir puertas y ventanas de las instituciones para que entre la democracia y la dignidad. Y que salgan los políticos sumisos a los caciques locales”. También recordó que “todavía hay un 40% de indecisos y mucho partido por jugar: todo se puede revertir si la ciudadanía hace política el próximo domingo”.

 

Horas antes, a preguntas de los periodistas, destacó importancia de la “unidad popular” y explicó que IU ha apostado por la convergencia con otros colectivos en cerca del 60 % de sus candidaturas en todo el Estado, como un “instrumento para transformar la sociedad”, y las encuestas apuntan a que los ciudadanos van a “premiar” estas listas, entre las que puso ejemplos como los de Barcelona o Zaragoza.