Presentamos propuesta para poner en marcha el plan de ayudas a familias para suministros básicos

Izquierda Unida ha reclamado el inicio de los trabajos para poner en marcha el Plan de Emergencia Social que garantice el acceso de suministros mínimos vitales. La coalición se abstuvo en la votación de los presupuestos provinciales de Diputación, entre otras cosas, porque incluía una partida de 500.000 euros destinados a dicho plan que IU consideraba imprescindible.

El portavoz del grupo provincial, Guzmán Ahumada, asegura que la puesta en marcha de este tipo de medidas la justifican los datos de pobreza “que asolan a nuestra provincia, donde un 30 por ciento de la población malvive en el umbral de la pobreza, con unos ingresos inferiores al Salario Mínimo Interprofesional. Un tercio por tanto de la población malagueña tiene problemas para llegar a fin de mes, y día a día se multiplican los cortes de suministros vitales”.

Ahumada añade que es necesario trabajar para la aprobación urgente de la convocatoria de ayudas a las familias, pero también en crear una herramienta ágil para llegar a cuantas más personas mejor.

IU ha elaborado una moción para la Comisión Especial de Cuentas proponiendo al equipo de gobierno y resto de partidos que se ponga en marcha dicho plan, estableciendo el mes de marzo como tiempo suficiente para que los técnicos de área de Bienestar Social y grupos provinciales trabajen la propuesta y pueda ser aprobada en el pleno del mes de abril.

La moción que defenderá Ahumada la próxima semana establece también que el borrador tenga en cuenta los principios fundamentales de construir una convocatoria ágil para la ciudadanía, con pagos anticipados a justificar con futuras facturas, cuyos requisitos se basen únicamente en el nivel de renta familiar, y que se cuente con los ayuntamientos como administración que sirva como nexo de unión entre las familias malagueñas y la Diputación. IU también quiere que si este crédito inicial se agota, pueda ser ampliado hasta satisfacer todas las solicitudes que cumplan con los requisitos básicos establecidos.

Como ya viene siendo habitual en esta legislatura, IU presenta una propuesta trabajada usando para ello la experiencia que la coalición tiene en la aplicación y gestión de este tipo de planes en administraciones locales.

Así, se propone establecer, según el nivel de renta de las familias, tramos de ayudas a justificar con recibos de luz, agua o gas en un plazo determinado. Por tanto una convocatoria abierta durante el año, donde las familias puedan solicitar las ayudas, mensualmente se realice paquetes de ayudas concedidas, se realicen los pagos anticipados de las ayudas y se establezcan según los pagos un periodo de justificación a través de las facturas futuras abonadas.

Otro condicionante es tener unos datos económicos lo más reciente posibles de las familias, ya que las declaraciones de renta de las familias suelen ofrecer unos datos desfasados al tratarse de datos al menos de un año de anterioridad, y en estos tiempos la situación de las familias puede variar de un mes a otro.