Aprobada nuestra moción en defensa de l@s trabajador@s de la cocina del Albergue

El pleno del Ayuntamiento de la capital ha aprobado una moción de Málaga para la Gente en la que, además de mostrar solidaridad con los trabajadores de la cocina del Albergue, se acuerda tomar medidas urgentes y de forma inmediata respecto al deterioro de la calidad de este servicio, y que culmine el rescate de la concesión. En esa misma línea, el Consistorio asume que las trabajadoras de la empresa municipal de limpieza de colegios y edificios públicos se encargue del servicio en el Albergue en cuanto acabe el periodo de concesión que mantiene con una empresa privada.

 

El servicio de cocina que presta el Albergue municipal es un ejemplo claro de la política del Partido Popular en los últimos 15 años: ha ido de empresa en empresa hasta acabar el pasado año en manos de una multinacional, GlobalFood, que no pagar regularmente a los empleados desde el primer mes.

“Desde hace quince años, los cinco trabajadores que hacen esta tarea han sido subrogados en las distintas empresas adjudicatarias del servicio, a lo largo de los años sus condiciones de trabajo y laborales se han deteriorado, así como el servicio público que prestan, pero esta situación ya se ha vuelto insostenible. Desde el primer momento, la actual concesionaria no ha sido regular en el pago de las nóminas a los empleados, siempre llevan un retraso de unos o dos meses en el pago de las nóminas. Asimismo, en cuanto a la categoría profesional, no existe ningún cocinero adscrito a este servicio, todos son auxiliares de cocina, lo que permite a la empresa pagarles menos aunque realicen la función de cocineros”, explica la concejala Remedios Ramos.

Eulalia Martín, trabajadora del servicio, ha mostrado su indignación porque la empresa no tiene relación con ellos desde hace unos cinco meses y no le da explicaciones de nada de lo que ocurre; y ha añadido que los impagos o retrasos en el cobro les están ocasionando graves problemas domésticos y familiares.

De igual forma, ha denunciado Ramos, la empresa cambia de proveedores cada poco tiempo y no les paga, por lo que entre otras cosas los productos y la comida que se ofrece en el comedor del  Albergue “ha dado un enorme bajón”, y el deterioro del servicio es notorio y manifiesto por esta forma de proceder de la empresa. La Universidad de Málaga retiró a esta multinacional la concesión del servicio de cafetería de las escuelas de Informática y de Telecomunicación, y la Universidad de Sevilla decidió rescindir el contrato de servicios con esta empresa después de que los trabajadores realizaran una huelga indefinida a principios del mes de enero, por los retrasos en el pago de sus nóminas.

La edil de Málaga para la Gente ha resaltado que el afán privatizador del PP sólo consigue deteriorar servicios, hacer desaparecer algunos y reducir las arcas municipales. “El equipo de gobierno ya no gestiona casi nada porque privatiza y paga con el dinero de todos los ciudadanos los servicios que debe prestar el Cconsistorio y este devenir está siendo muy pernicioso para la Ciudad, ya que esta forma de actuar ha traído como consecuencia un deterioro de éstos servicios públicos”