Rechazan nuestra propuesta de acabar con los lodos y malos olores del río Guadalmedina

PP y Ciudadanos se han negado a acabar con los malos olores del río Guadalmedina. El primero ha votado en contra y el segundo se ha abstenido (por lo tanto ha dejado en minoría al resto de los grupos de la oposición) en el punto de la moción que Málaga para la Gente que ha presentado al pleno del mes de abril.

Ambos han apoyado, y por lo tanto han sido aprobados por unanimidad, el resto de los puntos que iban destinados a la Junta de Andalucía

 

Así, el pleno ha aprobado instar a la Junta de Andalucía a firmar a la mayor brevedad posible el protocolo remitido por la Fundación Ciedes para colaborar en el adecentamiento del cauce del Guadalmedina, así como que colabore en el impulso del proyecto de vía senderista y ciclista en la berma o borde oriental, entre el puente de La Goleta y el Limonero, que no afecta al cauce del río.

 

Reiterar los acuerdos plenarios adoptados por unanimidad de la corporación en los que se instaba al equipo de gobierno a iniciar la redacción del Plan Especial del Río Guadalmedina y su entorno, adoptando las medidas oportunas para que por parte de la GMU se formule y se redacte el Avance del mismo en 2016, en relación con el PEPRI Centro y a la vista de los inminentes informes hidráulicos y de movilidad solicitados por la Fundación CIEDES. E instar a todas las administraciones competentes a que inicien cuantos estudios, trámites y proyectos sean necesarios para la creación del parque fluvial del Guadalmedina con una vegetación de ribera que integre el río en la ciudad, adaptando su entorno para uso ciudadano y con espacios peatonales, la referida vía senderista y ciclista, y un circuito deportivo en las bermas laterales.

 

Sin embargo, el PP no reconoce, ni quiere solucionar con celeridad los graves problemas de olor que sufren los residentes de las zonas cercanas y ha rechazado la propuesta de Málaga para la Gente de que concluyan las obras o actuaciones que sean oportunas en la desembocadura del río, y que se quedaron a medio hacer, ya que el lodo y los malos olores siguen causando graves problemas a los vecinos de la zona.