La Cámara de Cuentas nos da la razón sobre las falsas acusaciones de PSOE y PP en Humilladero

La Cámara de Cuentas de Andalucía ha confirmado lo ya adelantado por Izquierda Unida de la falta de validez del estudio esgrimido por el equipo de gobierno de Humilladero en relación a la gestión de los anteriores regidores.

 

En un escrito firmado por el presidente de la Cámara (que se adjunta), Antonio López Hernández, en respuesta a la carta del coordinador provincial de IU, José Antonio Castro, se afirma que las únicas entidades legitimadas para la fiscalización de los ayuntamientos, son la propia Cámara o el Tribunal de Cuentas del Estado.

Castro ha vuelto a acusar a la alcaldesa de Humilladero y al equipo de gobierno de PP y PSOE de “mentir a su pueblo. Nos es casualidad que la alcaldesa  tenga escondidos los datos de esa supuesta auditoria y nos los haya entregado a la oposición tal y como se viene pidiendo desde hace tiempo”.

El coordinador provincial de Izquierda Unida ha mostrado su esperanza de que la primera edil del municipio antequerano rectifique tras haber utilizado “una documentación de dudosa legalidad para arrojar falsas acusaciones contra esta coalición”, que le ha servido para ocultad la realidad y es que en este primer año de Gobierno, ambos partidos han sido incapaces de gestionar. Sin embargo, el actual equipo de gobierno no ha dudado en  pagar 18.000 euros de las arcas públicas para encargar una “supuesta auditoría” del Consistorio de ese municipio a una empresa privada, cuya validez legal ha sido cuestionada, primero, por la Secretaría y ahora por la Cámara de Cuentas.

Los ayuntamientos pueden hacer un control interno y para ello deben contar con la colaboración de los auditores de cuenta. El grupo parlamentario de Izquierda Unida ya solicitó hace unas semanas que el Parlamento pida a la Cámara de Cuentas que fiscalice el Ayuntamiento de Humilladero en el periodo de Gobierno de IU (2004-2015). “Esperamos que la Cámara de Cuentas pueda realizar la fiscalización solicitada por nuestro grupo parlamentario  y que ya se encuentra en el inventario de la Comisión de Hacienda del Parlamento. Estamos muy seguros de que el resultado destacará la legalidad y la utilidad del dinero invertido en Humilladero durante ese periodo”.