Presencia malagueña en los órganos de dirección federal

Málaga es la provincia que más representantes tiene en la asamblea político social de Izquierda Unida, máximo órgano de gobierno federal de la coalición, ha destacado esta mañana el coordinador provincial, José Antonio Castro. El propio dirigente malagueño es la última incorporación a este órgano federal, tras ser elegido el pasado sábado por la asamblea andaluza.

 

El grupo malagueño lo encabeza el propio coordinador federal, Alberto Garzón, así como otros cargos andaluces como el responsable de Organización de IULV-CA, Toni Valero, Toni Morillas, Amanda Meyer o José Luis Centella, secretario general del PCE.

 

Castro ha hablado esta mañana de algunas cuestiones tratadas en el consejo provincial de IU del pasado viernes donde se analizaron los resultados electorales, que no han cubierto las expectativas generadas por las encuestas, pero que para la formación de izquierdas supone un importante paso al participar de una coalición electoral que ha obtenido 71 diputados, de los que IU aporta 7 más dos senadores. Castro añadió que son conscientes de los errores propios y del “coctel” generado por encuestas muy positivas para Unidos Podemos y una campaña “del miedo”, en el que “picamos y ha tenido un efecto devastador en nuestro electorado”

 

El coordinador malagueño ha afirmado que los resultados electorales también han dado una mayoría de grupos parlamentarios que están a favor de derogar políticas del PP como la última reforma laboral, la Ley de Educación o la reforma del Código Penal y una amplia base social dispuesta a manifestarse para exigirlo. “Tenemos la base perfecta para ejercer la presión desde la izquierda para impedir las intenciones de la derecha”.   

 

Pide al consejero que no caiga en el chantaje del alcalde

Por otra parte, Castro, que es parlamentario andaluz por Málaga, ha pedido al consejero de Fomento que  no caiga “en el chantaje permanente del alcalde y la utilización rastrera”  de éste para sacar réditos políticos de una infraestructura tan importante como el metro. El diputado de IU repetirá esta demanda el próximo martes que se celebra la Comisión de Fomento y donde comparecerá el consejero para hablar de la ampliación del metro al Hospital Civil. “Nos preocupa el hecho de que volvemos a las andadas”, señala en referencia a las numerosas polémicas y enfrentamientos entre gobierno andaluz y municipal. Castro critica que tras el paso de IU por esa Consejería, se haya vuelto  a la opacidad total, “que nos tiene ciegos a los medios y ciudadanía ante los tejemanejes del PSOE en la Junta y el PP en el Ayuntamiento de Málaga en una pelea estéril que usa el metro como garrote”.

 

Comparecencia para hablar de escuelas de Hostelería

Igualmente, el próximo martes, en la Comisión de Comercio y Empleo del Parlamento Andaluz, IU hace una pregunta al consejero del ramo sobre el retraso de los salarios de los trabajadores de las escuelas de Hostelería, que tienen impagos de entre 12 y 18 meses y que se han visto obligados a emprender acciones judiciales contra la Junta de Andalucía para no perderlos. Tras la integración en el Servicio Andaluz de Empleo (SAE) de las escuelas de Hostelería La Cónsula (Churriana) y La Fonda (Benalmádena), los trabajadores han comenzado con sus tareas, pero con un salario menor y sin conocer cuándo y cómo cobrarán los atrasos.

Castro ha lamentado de que se ha pasado de ser la vanguardia de la cualificación en Hostelería “al hazmerreir”, algo que se incrementa con la situación del CIO Mijas. “Se está cayendo a pedazos, con ausencia de mantenimiento, limpieza y vigilancia. Tras más de 25 millones de euros de dineros públicos, se deja morir un centro que fue declarado por el Ministerio de Turismo como de referencia estatal en la formación de nuestros jóvenes”.

 

Los asesinatos machistas deben ser cuestión de Estado

Por otra parte, el coordinador de IU ha hecho alusión al último asesinato machista y ha reclamado que éstos sean considerados un asunto de Estado, con el mismo tratamiento que la lucha antiterrorista.  Castro entiende que si cada vez que muere una mujer a manos de un hombre “no movemos un dedo más allá de guardar un minuto de silencio ante los ayuntamientos con cara compungida, seguiremos viendo cómo los recortes sociales también nos dejan con menos juzgados de violencia de género, con menos  casas de acogida y menos recursos para que las mujeres tengan autonomía y libertad para defenderse esta lacra”.


image/jpeg icon
julio 2.jpg 752.21 KB