No nos amedrentarán anuncios de querellas por defender nuestro programa

 El portavoz del grupo municipal Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla, se ha ratificado en sus declaraciones respecto al proyecto de construcción de un macrohotel en la zona de Hoyo Espartero. Zorrilla ha acudido esta mañana a la Ciudad de la Justicia donde ha sido citado por la demanda de conciliación interpuesta por la promotora del proyecto, Braser, requisito previo para poder presentar una querella por injurias graves y con publicidad contra este responsable político.

 

A la puerta de los juzgados malagueños - ante un nutrido grupo de personas que ha acudido a apoyarlo, tales como el anterior portavoz municipal de Izquierda Unida, Pedro Moreno Brenes, o el coordinador local de la coalición, Francisco Guzmán,- Zorrilla ha asegurado que las manifestaciones realizadas en los últimos años y meses sobre este asunto, tanto en el Ayuntamiento como ante los medios de comunicación, las ha realizado como representante público, como “un cargo electo que se debe a sus votantes”. Entiende el edil que su compromiso es el de defender un programa, “que es un contrato con la ciudadanía”, que implica oponerse a un modelo urbanístico especulativo y defender el patrimonio artístico, cultural e histórico de Málaga.

 

Del mismo modo, el portavoz de la formación de izquierdas añade que todo lo manifestado por su grupo es verdad y puede ser verificado, ya que está acreditado en los expedientes municipales los incumplimientos de la promotora con el Ayuntamiento, así como en el Registro de la Propiedad los embargos que pesan sobre la misma a favor del Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA), propietarios cercanos a La Mundial y el propio Ayuntamiento. “También es patente la incapacidad de la promotora de poner en marcha el proyecto desde que se aprobó en 2012 el PEPRI que le permitía desarrollarlo y hasta el momento.

 

Zorrilla entiende que aunque la amenaza de querella se cierne sobre su persona, lo que buscan es “amedrentar” a toda la oposición y que si usan para ello a Málaga para la Gente es porque la coalición es “la piedra angular” en este asunto desde hace años en los que ha tenido “un discurso coherente”.

El edil ha reiterado que no han tenido intención de difamar la actividad profesional de ningún promotor, pero sí de criticar “un proyecto urbanístico que es una muestra de un modelo especulativo y del urbanismo del pelotazo y depredador del patrimonio artístico, arquitectónico y monumental de Málaga”.