Queremos que Diputación promueva institucionalmente el comercio tradicional en la provincia

El grupo provincial de Izquierda Unida defenderá el próximo miércoles en el pleno una moción para que Diputación desarrolle programas de apoyo  al comercio tradicional en los diferentes municipios malagueños.

El portavoz de la coalición, Guzmán Ahumada, ha recordado que es comercio andaluz está integrado fundamentalmente por pequeñas y medianas empresas que se distribuyen de forma homogénea por toda la trama urbana, una circunstancia que singulariza el modelo de ciudades propias de los países mediterráneos.

 

“Este comercio, llamado de proximidad, satisface unas necesidades vitales para los ciudadanos, de tal manera que cumple una función no sólo económica, sino también social y urbanística”.

 

Sin embargo, la tendencia ha cambiado y se está concentrando la actividad a grandes superficies, modificando los hábitos sociales y de consumo. “En la provincia de Málaga, este fenómeno es especialmente notorio con la creación y potenciación de grandes superficies comerciales en zonas periféricas de las grandes ciudades del interior de la provincia, de la Costa del Sol y Málaga ciudad, con el consiguiente perjuicio para el pequeño comercio especializado y el de los barrios”.

 

Los últimos cambios normativos sobre horarios y rebajas han venido a ahondar en esta situación, perjudicando “gravemente a los más de 165.518 establecimientos que conforman el pequeño y medio comercio local a nivel andaluz y que emplean a 419.727 personas”.

 

El pequeño comercio no puede hacer frente por si solo a la competencia que representan las grandes superficies comerciales, en términos de jornadas interminables, de precarización de condiciones laborales y de reducción de precios. Por tal motivo, los responsables de IU entienden que es necesaria una acción institucional que instaure cierto equilibrio, “en defensa de los pequeños comerciantes, en defensa del empleo y del papel que el sector ha tenido y tiene en la configuración de nuestros barrios, pueblos y ciudades, así como en la conformación de hábitos de consumo y consumidores responsables”.

 

 

La moción que defenderá Izquierda Unida busca una declaración oficial de  apoyo al pequeño y mediano comercio de la provincia, con especial interés al situado en los barrios de sus pueblos y ciudades, como un sector generador de empleo y de cohesión social y territorial. También que Diputación promueva  acuerdos con las asociaciones de comerciantes de la provincia para el desarrollo de campañas de promoción del pequeño y mediano comercio local.

 

Igualmente, que el ente ponga en marcha campañas de educación en el consumo responsable y que fomenten la compra en establecimientos locales y de productos de cercanía.

Por último, Izquierda Unida quiere que los grupos políticos que están representados en el Parlamento apuesten por aprobar un impuesto a las grandes superficies, tal y como la coalición viene defendiendo desde hace años, para garantizar que los pequeños comercios puedan mantenerse.