Alcaldes demandan a instituciones una solución definitiva a los problemas del agua

Izquierda Unida ha condicionado su postura ante los próximos presupuestos de Diputación a una serie de políticas económicas y sociales entre las que se incluyen soluciones definitivas al problema de la falta de agua para el consumo humano.

Alcaldes de la coalición se han reunido esta mañana con los diputados provinciales Guzmán Ahumada y Teresa Sánchez y el coordinador provincial, José Antonio Castro para exponer las necesidades de sus respectivos municipios y las demandas a las diferentes instituciones en el momento en que se redactan los presupuestos andaluces y provincial.

Guzmán Ahumada, portavoz del grupo provincial, ha recordado los cortes de agua de este verano y entiende que es el momento de que Diputación y el resto de instituciones se pongan “manos a la obra” y no limiten su acción ante los problemas del agua a “facilitar cisternas”, sino que apuesten con planes estratégicos que den solución al abastecimiento humano, con medidas que tengan en cuenta la sostenibilidad.

También desde el Parlamento Andaluz se promoverán nuevas iniciativas encaminadas a estos fines. José Antonio Castro ha explicado que en la provincia quedan aún por invertir 300 millones de euros para el cumplimiento del programa de declaración de infraestructuras de interés. Se trataría de que la Consejería de Medio Ambiente firme un convenio con los operadores públicos del agua que permitiría en tres años acabar el plan y generar unos 250 o 300 puestos de trabajo al año. Igualmente, el parlamentario malagueño pedirá al Gobierno andaluz que fije su atención en el proyecto pionero que está desarrollando el Ayuntamiento de Monda para aplicarlo a la depuración de las aguas de municipios menores de 5.000 habitantes, muchos de ellos en el Valle del Genal. No sólo sería una apuesta por la fitodepuración, sino que pondría a Andalucía a la cabeza de medidas pioneras en esta materia.

En cuanto al resto de condiciones que pone sobre la mesa Izquierda Unida en Diputación se encuentran que la atención se centre fundamental en los municipios menores de 20.000 habitantes, acabar con la discrecionalidad en el reparto de fondos a los municipios desde la Oficina del Alcalde y otras áreas; y convertir al ente supramunicipal en “herramienta de lucha para la erradicación de la pobreza y la promoción del empleo”. Izquierda Unida ya logró ampliar las partidas en Derechos Sociales, pero sin la voluntad política no se desarrollan. Ahumada ha asegurado que su grupo está dispuesto a negociar sobre las mismas con el resto de partidos, pero ha añadido que de la inclusión las propuestas dependerá la postura de IU ante los presupuestos provinciales.

 

Restar categoría a los establecimientos turísticos

El parlamentario andaluz ha anunciado también en rueda de prensa una iniciativa destinada a incluir la calidad en el empleo como una condición dentro de la clasificación de los establecimientos turísticos. En estos momentos, recuerda José Antonio Castro, los establecimientos hoteleros reciben sus estrellas en función de prestaciones y servicios, y lo que IU pretende es que se añada el cumplimiento del convenio de Hostelería y Turismo, los derechos sindicales y las condiciones laborales como un elemento más para su clasificación. “Si un hotel paga a sus camareras de piso dos euros por limpiar una habitación, debe perder una estrella”.

Castro también ha hecho un llamamiento a la patronal turística para que apueste por una gestión sostenible, que genere riqueza en el entorno. El diputado andaluz pidió una mayor responsabilidad, “que hasta ahora no la están teniendo, con la industria de nuestra provincia”