El alcalde de Málaga incumple sus obligaciones legales porque le permite colocar jefes "a dedo"

El grupo municipal Málaga para la Gente  ha exigido de nuevo al alcalde que ponga en marcha la Relación de Puestos de Trabajo (RTP) en el Ayuntamiento, empresas municipales y organismos autónomos porque es una obligación legal, acaba con la situación caótica actual y asegura que los puestos y jefaturas las ocupan las personas más capacitadas y tras una convocatoria de libre concurrencia.

 

El portavoz del grupo político, Eduardo Zorrilla, ha dado a conocer  esta mañana la moción que presenta Málaga para la Gente (MpG) al próximo pleno que viene a exigir al primer edil que cumpla, además de con la ley, con lo aprobado en diversos plenos desde 2007, cuando Izquierda Unida presentó dicha propuesta. El edil asegura que la estructura laboral es caótica y que así lo afirmó la Asesoría Jurídica en 2011 en un documento sobre los complementos de personal transitorio de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU).

Hay otros motivos que justifican esta demanda de MPG, como que una estructura racional asegura al administrado que la persona que se ocupa de sus cuestiones es la más capacitada para ese puesto, pero también porque es una de las cuestiones en las que los sindicatos con representación municipal están más de acuerdo y garantiza la transparencia.

 Sin embargo, Zorrilla entiende que esto no se ha cumplido en una década porque el equipo de gobierno del Partido Popular no tiene interés político en ello. “Prefiere una situación caótica porque le ayuda a mantener en las jefaturas a quienes nombra a dedo, como ocurre en todas las áreas del Ayuntamiento, organismos autónomos y empresas”. De hecho, el PP ha eliminado jefaturas ocupadas por funcionarios que han accedido a las mismas desde un concurso de libre concurrencia y ante un tribunal, para crear otras con diferente denominación y nombrar a personas de su interés, como ocurrió en Urbanismo. Esto, según Eduardo Zorrilla, conlleva que aparezcan informes contrarios sobre un mismo tema, como el relativo a la legalidad o no de hacer una convocatoria ciudadana en relación al uso de los antiguos terrenos de Repsol. “Esto tiene efecto nefasto sobre los ciudadanos y nos sale más caro, como pasa en Urbanismo donde cada vez que se destituye a un jefe se le mantiene el plus que cobraba en ese cargo”.

 Otra práctica que desaparecería será la de los falsos autónomos y la proliferación de los contratos externos de servicios. El edil de Málaga para la Gente reconoce que estos últimos pueden ser necesarios en determinados momentos, pero no ser la práctica habitual como ocurre actualmente, cuando los trabajadores municipales están capacitados para hacerlo.

 La moción que defiende este grupo político no sólo reclama el cumplimiento de la ley con la puesta en marcha de la figura de Relación de Puestos de Trabajo, sino que los puestos de jefatura de negociados, sección y servicios se cubran mediante concurso de mérito; así como que se haga público el organigrama para garantizar la transparencia.