La música es cultura, nunca ruido

El objetivo de la reunión mantenida entre Izquierda Unida y la Defensoría del Pueblo ha sido acercar posturas y dar a conocer la situación real de los músicos profesionales ante la normativa actual

 

“La música es cultura, nunca ruido”, este es el argumento troncal de la reunión que esta mañana han mantenido en Sevilla el portavoz de Izquierda Unida en el Parlamento Andaluz, José Antonio Castro, el Coordinador Local Izquierda Unida en Marbella, Miguel Díaz, y representantes de diferentes asociaciones profesionales de músicos con el Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu.

 

El objetivo de la reunión ha sido instar a la Defensoría del Pueblo a que impulse la ejecución de la Proposición No de Ley “En Defensa de la Cultura y de la Música” de manera definitiva y a que una próxima resolución incluya la visión de los profesionales de la música junto con la del resto del sector.

 

 “Desde Izquierda Unida entendemos que la situación es compleja, que se ha de atender las sensibilidades de todas las partes implicadas y que el Defensor del Pueblo ha de  interceder entre todas ellas para superar este momento de bloqueo normativo y aunar la voluntad de todos y todas”, ha subrayado Castro.

 

“No se puede perseguir la creación cultural y musical. La música no es delito y habrá que modificar la normativa actual para ajustar los intereses de músicos, hosteleros, ciudadanía, ayuntamientos y Junta de Andalucía”, ha apuntado José Antonio Castro.

 

“Hay que revisar las líneas de trabajo, para que los representantes de los músicos profesionales permanezcan en contacto con la Defensoría y de este modo su voz sea también escuchada y su opinión incluida en próximas ocasiones”, ha señalado portavoz de Izquierda Unida en el Parlamento Andaluz.

 

Por su parte, el coordinador local de Izquierda Unida en Marbella, Miguel Díaz, ha hecho constar que en el pleno municipal de septiembre aprobó, con la abstención de Costa del Sol Sí Puede, una moción que instaba a la Junta de Andalucía a la aplicación de esa Proposición No de Ley “En Defensa de la Cultura y de la Música” y “a que se incluyan en el Nomenclátor y el Catálogo de Espectáculos Públicos, Actividades Recreativas y Establecimientos Públicos de la Comunidad los conciertos en pequeño formato en directo”.

 

“De este modo, quedaría normativamente diferenciada la música grabada y la música en vivo, ya que esta última supone, por un lado, la dignificación de un modo de vida para muchos profesionales y por otro el fortalecimiento de la industria cultural”, ha indicado Díaz, que además ha abundado que “las actuaciones en directo entroncan en el tejido socioeconómico de la Costa del Sol y que sustentan parte del atractivo de su oferta cultural”.

 

Para reforzar esta idea, Díaz ha recordado que “en el artículo 43 de la Constitución Española se realiza un reconocimiento expreso del ocio, destacando que su utilización adecuada ha de ser facilitada por los poderes públicos”.