Exigimos al alcalde de Málaga que cumpla reivindicaciones ciudadanas sobre antigua prisión provincial

 

El grupo municipal de Málaga para la Gente ha presentado una nueva moción reclamando al equipo de gobierno que impulse la rehabilitación integral de los pabellones históricos y la recuperación de la antigua cárcel provincial para su uso público social y cultural, teniendo en cuenta las reivindicaciones y las demandas que desde hace más de 15 años llevan realizando las asociaciones, colectivos sociales y la plataforma para la recuperación de la antigua cárcel de Cruz de Humilladero.

 

El portavoz de este grupo, Eduardo Zorrilla, recuerda que el día 26 de enero de 2015, “justo el mismo día en el que comenzó la campaña electoral de las elecciones municipales”, el equipo de gobierno presentó un diseño, sin proyecto ni presupuesto, de la antigua prisión provincial de la Cruz de Humilladero, como espacio experimental de creación cultural, antes ya anunció que allí se iba a ubicar una universidad privada y otros distintos usos en este espacio.

 

“Después ha presentado un diseño para convertir el recinto en un centro de ‘coworking’ sobre el cine, han pasado ya casi dos años y no se ha avanzado nada en estas propuestas del equipo de gobierno, ni tampoco allí se ha realizado ningún tipo de actuación más allá de la limpieza realizada hace ya tiempo”.

 

Desde en enero de 2015, tan solo se sabe que se elaboró una propuesta, denominada Jailhouse, para presentarla a una convocatoria de fondos europeos para la financiación de Acciones Urbanas Innovadoras (UIA), que fue rechazada por la Comisión Europea. En el anterior mandato y también en el actual se han aprobado mociones para avanzar en la rehabilitación de los pabellones históricos y recuperar la antigua cárcel para su uso público social y cultural, una vez conseguida hace varios años la cesión del inmueble y la parcela, que es de titularidad municipal.

 

“No nos consta que exista proyecto arquitectónico ni de rehabilitación integral para la recuperación del inmueble, no se ha incluido ninguna partida específica en los dos últimos ejercicios presupuestarios y los fondos europeos han sido denegados”.

 

El edificio y su parcela ocupa un área de 14.112 metros cuadrados, la superficie construida es de 9.985 metros cuadrados, dividida en dos plantas en la que se ubican varios módulos, corredores y patios, todos ellos en un estado lamentable actualmente.

La gestión de iniciativa, hasta ahora, ha correspondido al Área de Cultura, para dar cabida a la petición de algunos artistas y colectivos que venían demandando desde hace tiempo espacios para creadores en inmuebles municipales, entre ellos la cárcel.

“Pero recordamos que, decenas de colectivos sociales, han venido reclamando históricamente la recuperación del edificio para uso cultural, social y ciudadano, que se ha plasmado en 4 mociones aprobadas por unanimidad por el pleno municipal.  En resumen, a fecha de hoy aún no se han adoptado medidas reales y efectivas por parte del equipo de gobierno, la propuesta realizada hace dos años se ha quedado en humo y no cuenta con financiación, y mientras se definen actúa y se definen proyectos y usos, la antigua prisión está llenándose de basura a un ritmo preocupante, presenta mal estado de conservación y deterioro que daña la imagen las instalaciones y referida parcela. La antigua cárcel provincial se está cayendo a cachos”, recuerda Zorrilla.

 

Málaga para la Gente también incluye en su moción que consensuen las propuestas de actuación como contenedor de futuros proyectos para este espacio, con los colectivos sociales, asociaciones y grupos de la oposición, así como que definan todos los futuros usos que tendrá e impulsen los usos culturales, sociales y ciudadanos y que se impulse la redacción del proyecto básico arquitectónico para recuperar este histórico espacio de la ciudad, dotándolo de una partida suficiente inicial en el próximo ejercicio presupuestario.