El alcalde de Málaga sigue manteniendo un convenio urbanístico a pesar de los incumplimientos de la empresa

Málaga para la Gente ha exigido al alcalde que resuelva el convenio que mantiene el Ayuntamiento con la empresa promotora de un hotel en Hoyo Espartero, después de que hoy acabe el plazo de la tercera prórroga que le ha concedido el equipo de gobierno y sin que se haya cumplido ninguna de las demandas.

 

El portavoz del grupo político, Eduardo Zorrilla, ha  acusado al alcalde de realizar durante estos años una serie de  “maniobras dilatorias” para evitar romper el convenio y posterior adenda de un proyecto “especulativo” sobre el que parece haber desde el principio unos intereses económicos de “dejar un caramelo limpio de polvo y paja para el futuro comprador”.

 

Zorrilla se ha remontado al año 2008 cuando se firmó dicho convenio para la promoción de un gran hotel sobre el actual edificio de La Mundial y otros anexos para lo que el Ayuntamiento cambió el PEPRI de la zona y permitió una altura de diez plantas, mientras que la Junta de Andalucía retiraba la calificación de Bien de Interés Cultural (BIC) al inmueble.

 

A pesar de todo el tiempo pasado, la promotora no ha hecho frente a los pagos y  se encuentra inmersa en deudas con los bancos a los que pidió préstamos, a los vendedores de los terrenos anexos y al Ayuntamiento de la capital, siendo el Consistorio el tercero a la hora de cobrar los 7,2 millones de euros que debe la empresa.

 

El alcalde, afirma Zorrilla, ha tenido una actitud de “don erre que erre” con éste y otros proyectos de la ciudad que no han prosperado y todo ello a pesar de saber que iba a ser así. En febrero de este año, el pleno aprobó una moción de Málaga para la Gente para resolver el convenio por incumplimiento del mismo, pero el equipo de gobierno “se aferró a un clavo ardiendo” y ha impedido el desarrollo de este sector tan importante de la ciudad. En mayo de este mismo año se volvió a aprobar otra iniciativa y en julio una tercera en la que se acordó que si al llegar la fecha de hoy continuaban los incumplimientos, se resolviera definitivamente el convenio “sin más dilación”.

Tras terminar esta tercera prórroga, Málaga para la Gente enviará esta mañana una carta al primer edil exigiendo el cumplimiento de la moción. Zorrilla acusa al alcalde de querer engañar a los malagueños con maniobras dilatorias y “diciendo que oba a cobrar lo incobrable”, a pesar de saber que era un proyecto fracasado, fruto de los años del denominado “pelotazo urbanístico”.

 

En contra de este proyecto y de la demolición de la antigua pensión de La Mundial se ha posicionado colectivos defensores del patrimonio, asociaciones y ciudadanos a título particular, muchos de los cuales se han llegado a concentrar delante del edificio en protesta por la actitud del equipo de gobierno. La oposición a mantenido también una postura sólida, incluso cuando los promotores han amenazado con los tribunales, que en el caso de Málaga para la Gente se ha cumplido, ya que el portavoz de la coalición y concejal de Izquierda Unida, Eduardo Zorrilla, ha tenido que acudir a los tribunales por unas declaraciones sobre el proyecto, en las que se ratificó.

 

El Ayuntamiento de Málaga ha tenido argumentos políticos, sociales y también jurídicos para romper el convenio con una empresa que es insolvente hasta el punto de que no ha abonado ni uno sólo de los pagos del préstamo que suscribió con el BBVA para la compra de los terrenos, ni a los propietarios de los solares colindantes que adquirió, ni al Consistorio.

 

Sin embargo, el alcalde ha seguido asegurando que se iban a buscar fórmulas para buscar propiedades a las que recurrir, “cuando no hay ninguna y tiene por delante otros acreedores”. Es, según Zorrilla, el momento de que dar por zanjado un asunto que sólo ha traído perjuicios a la ciudad.