Reclamamos a las administraciones medidas urgentes ante los problemas causados por las fuertes lluvia

El grupo provincial de Izquierda Unida ha presentado una moción en la que, entre otras cosas, propone que Diputación  y  Junta de Andalucía pongan en marcha ayudas económicas extraordinarias necesarias para ayudar a la reposición de los daños que se han producido a causa de las fuertes lluvias en las infraestructuras municipales y que actualmente están evaluando los técnicos municipales.

Los diputados de IU recuerdan que éstas han sido las peores lluvias de los últimos años, y han dejado un saldo “catastrófico” en varios municipios, donde “además de la incalculable pérdida que supone la muerte de una mujer”, ha dejado daños materiales, que en una primera valoración superan los 25 millones de euros. “La apremiante necesidad de atender con carácter inmediato a los damnificados por estas catástrofes naturales, así como de favorecer el rápido restablecimiento de los servicios y la vuelta a la normalidad de las zonas siniestradas, nos hacen apelar al principio constitucional de solidaridad y por aplicación de los de equidad e igualdad de trato en relación con situaciones precedentes, por lo que entendemos que la magnitud de estos hechos y de sus consecuencias obliga a los poderes públicos a adoptar medidas extraordinarias consistentes en un régimen de ayudas específicas, así como en la adopción de un conjunto de medidas paliativas y compensatorias dirigidas a la reparación de los daños producidos en personas y bienes y a la recuperación de las zonas afectadas”.

En la moción, los diputados Guzmán Ahumada y Teresa Sánchez quieren también que Diputación inste  al Gobierno Central a aprobar un Real Decreto por el que se  aprueben medidas urgentes para paliar los daños producidos por las inundaciones sufridas y otras catástrofes naturales ocurrido. Además, que el ente supramunicipal de Málaga proceda a la urgente reparación y limpieza de las carreteras de titularidad provincial, que permita el normal funcionamiento del tráfico y permita evitar situaciones parecidas ante posibles lluvias venideras.

Se reclama a la Junta de Andalucía y al Gobierno central, dentro de sus competencias, a aprobar, y mantener en el tiempo, un plan de limpieza y mantenimiento de los cauces de los ríos y arroyos de la provincia que son de su competencia y que en muchos casos están siendo atendidos por los ayuntamientos.