José Antonio Castro cede el testigo a Guzmán Ahumada para que emprendan el nuevo camino

José Antonio Castro ha presentado esta tarde su dimisión como coordinador provincial de Izquierda Unida ante el consejo Provincial, máximo órgano entre asambleas, que ha contado con la presencia del responsable federal de Acción Política, Ernesto Alba, y el secretario andaluz de Organización, Toni Valero. 

 

El histórico dirigente de IU deja su cargo ante de expirar el mandato para que el nuevo coordinador pueda emprender las tareas que Izquierda Unida ha de preparar en los próximos meses hasta la celebración de la Asamblea Provincial dentro del proceso que la coalición viene desarrollando en todo el territorio español.

 

La XI Asamblea Federal de Izquierda Unida mandató a las asambleas a desarrollar un plan de acción que contribuya  a la construcción de un nuevo movimiento político y social y emprender una ofensiva institucional y social destinada a recuperar los derechos perdidos, a blindar los servicios públicos y a la creación de empleo de calidad.

 

Castro deja el cargo para que un nuevo coordinador sea el encargado de elaborar ese plan de acción, refuerce la dirección para llegar en las mejores condiciones a la próxima asamblea y haga un diagnóstico local con la vista puesta en las próximas elecciones municipales.

 

 Castro ha sido coordinador provincial de Izquierda Unida desde el año 2003 y desde 1997 ha pertenecido a la Dirección de IU, entonces como responsable de Organización. Su andadura política la inició en 1990 en la organización Faema-Estudiantes Progresistas de Andalucía (la primera de Enseñanzas Medias de nuestra Comunidad) de la que llegó a ser coordinador regional. Ingresó en las Juventudes Comunistas y en Izquierda Unida en 1991 y un año más tarde forma parte del PCA malagueño, donde ha sido responsable Provincial de Finanzas (el más joven de su historia). Forma parte de la Ejecutiva Andaluza de IULV-CA y del Consejo Federal de Izquierda Unida. Es parlamentario andaluz y miembro de la Mesa de la Cámara.

 

Durante su intervención, Castro ha hablado del sacrificio y responsabilidad de personas que han asumido en estos años tareas orgánicas y ha presumido de militancia, “que nada tiene que envidiar a ninguna otra provincia”. También que las asambleas de las comarcas “son oro”. Ha tenido palabras para los miembros de las diferentes direcciones que ha coordinado estos años, entre ellos, Juan Peñas, Toni Morillas y Manuel García Peláez

 

El dimisionario cree que es el momento de un nuevo impulso y una nueva dinámica y ha recordado que Málaga ha aportado mucho a la organización (no sólo por número de militancia o alcaldías) y ha sido “la materialización de lo escrito” y para ahondar en ello se abre esta nueva etapa.

 

 

El nuevo coordinador, Guzmán Ahumada (septiembre 1980), actual portavoz del grupo provincial de Diputación y delegado de Hacienda, Infraestructuras y Obras, Vivienda y rehabilitación del Ayuntamiento de Casares.

Con 14 años ingresó en las Juventudes Comunistas de Casares y dos más tarde en Izquierda Unida. Con 20 años formó parte de la Dirección Provincial de las Juventudes ocupando el cargo de responsable provincial de Finanzas

Desde 2005 y hasta 2015 ha sido coordinador local de Casares y desde 2013 es coordinador comarcal de la Costa del Sol. También en 2009 fue elegido secretario político comarcal del Partido Comunista.

Desde 2015 ha coordinado las campañas electorales de Izquierda Unida en la provincia.

 

Tras ser aprobado su nombramiento, Ahumada ha agradecido su nombramiento que lo considera como una nueva oportunidad para seguir aprendiendo en el plano personal.

 

El nuevo dirigente provincial ha recogido el testigo para impulsar y desarrollar los acuerdos de la última Asamblea de IU, avanzando en la confluencia, centrados en la movilización y la intervención de conflictos (como ya viene ocurriendo en Sanidad, Educación, Marchas, etc) . El flamante coordinador ha trasladado a la militancia que tienen. “el reto de construir un nuevo movimiento político que ponga en valor la principal fortaleza de IU: su militancia y su trayectoria de lucha ejemplar”.

 

Ahumada ha querido centrar también su discurso en su antecesor, para el que ha tenido emotivas palabras.