Impulsamos en Marbella el “Compromiso Litoral 2022” con el objetivo de buscar un solución integral para evitar la degradación del litoral,

Izquierda Unida impulsa el proyecto “Compromiso Litoral 2022” con el objetivo de buscar un solución integral para evitar la degradación del litoral, crear un protocolo de actuación que implique a todas las administraciones, colectivos, asociaciones y que tiene en la creación de un sistema de alerta temprana que evite las plagas de medusas una de sus patas.

 

Compromiso Litoral 2022 se sustenta en cinco puntos, cinco claves que abarcan desde la estabilización de las playas, hasta la garantía de vertidos “cero” al mar, pasando por el cambio climático, la sobreocupación de la costa por usos artificiales o el ya mencionado protocolo de alerta temprana contra las medusas.

 

“La degradación del frente litoral y el medio marino es una realidad innegable, como ponen de manifiesto algunos de sus efectos más elocuentes: reducción de la franja de arena de las playas a consecuencia de la erosión; alteraciones derivadas del cambio climático, plagas de medusas en ciclos cada vez más breves y extensos en el tiempo; ocupación por usos artificiales del ecosistema litoral, déficits en la depuración de las aguas o infraestructura pesada del sistema de saneamiento campando en zonas de dominio público marítimo terrestre, entre otros”, explica el concejal portavoz de IU, Miguel Díaz, en la presentación del proyecto.

 

Izquierda Unida subraya que “las administraciones públicas tenemos la responsabilidad de priorizar y aunar esfuerzos con el objetivo de frenar esta degradación y avanzar en la regeneración y preservación de un litoral y medio ambiente marino dentro de parámetros de calidad ambiental. Asimismo, desde un punto socio-económico, atendiendo a que la principal actividad generadora de riqueza y empleo en nuestro municipio es el turismo, especialmente enmarcados dentro del segmento de sol y playa, es urgente actuar en el sentido referido para preservar el interés general”.

 

El Grupo Municipal de Izquierda Unida ha realizado en estas últimas semanas un primer diagnóstico tras mantener diversos encuentros con colectivos científicos, empresariales, sindicales y sociales para una recogida información y puntos de vistas con los que elaborar una propuesta de compromisos para la regeneración del medioambiente marino que sea asumida por el conjunto de las administraciones, “no queremos que este sea un compromiso solo de Izquierda Unida, queremos que sea un compromiso de la ciudad de Marbella”, subraya Díaz.

 

Este primer impulso del proyecto “Compromiso Litoral 2022” se sustenta en cinco puntos:

 

  1. Regeneración y estabilización de las playas ante la pérdida de arena causada por la erosión del frente litoral. Es fundamental acometer planes de estabilización efectivos y ambientalmente sostenibles que permitan frenar la reducción progresiva de la franja de arena durante los últimos años, incluyendo la posibilidad de actuaciones para el refuerzo del disfrute turístico y social en las zonas céntricas con medidas como los espigones transitables. En este sentido cabe recordar que en 2017 el Ayuntamiento de Marbella ya trasladó al Ministerio de Medio Ambiente su voluntad de colaborar en la financiación de los proyectos y obras para la estabilización de las playas con objeto de agilizarlas.

 

  1. Garantía de un saneamiento integral con vertido 0 al mar. Esta es una de las asignaturas pendientes. Es preciso eliminar los ‘pozos de la vergüenza’ y la infraestructura pesada del sistema de saneamiento instalada en pleno dominio público marítimo terrestre,  renovar los emisarios y avanzar en todos los aspectos relativos a la depuración de las aguas.

 

  1. Estrategia de diagnóstico y plan de actuación para combatir los efectos del cambio climático en el medio marino. En este sentido, recordamos que este Pleno aprobó una propuesta presentada por el Grupo Municipal de IU, en la que se acordó, entre otras  cuestiones, solicitar al Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente a que realizara un estudio integral de la costa de Marbella, extensible a los municipios cercanos de la Costa del Sol, que se enmarcara en las estrategia para la protección del litoral frente a los efectos del cambio climático, tal como ya está desarrollando la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar en otros puntos del litoral español como el Maresme o la costa de Huelva.

 

  1. Elaboración y activación de un protocolo de actuación y alerta temprana frente a las plagas de medusas. Ya no es un problema puntual, es una amenaza tangible que requiere un trabajo con la planificación y anticipación suficientes para contrarrestar los efectos negativos que acarrea para la industria turística y el derecho al disfrute del litoral por parte de la ciudadanía. Medidas para el reequilibrio de la cadena alimenticia, redes protectoras, embarcaciones para su retirada, así como otras medidas efectivas deben evaluarse, coordinarse y planificarse en un protocolo que permita su activación inmediata cuando sea necesaria. Las actuales medidas insuficientes y dispersas  para  el control de estas invasiones de medusas, han de intensificarse de forma coordinada para marcar objetivos más ambiciosos y la dotación de recursos necesaria para su ejecución. Una coordinación donde tengan presencia y decisión Ayuntamientos, Mancomunidades, Junta de Andalucía, Estado, Cofradías de Pescadores y grupos ecologistas y científicos marinos, para garantizar la estabilidad, el equilibrio y la calidad del agua de nuestro mar y de habilitar dispositivos eficaces para la detección y captura temprana de las medusas, antes de que invadan la zonas más próximas a la costa. Medidas que, junto con el impulso general en el que todos debemos colaborar, con el objetivo de reducir las emisiones de dióxido de carbono, recuperar el equilibrio en los ecosistemas marinos, promover la reproducción de depredadores naturales de medusas, etcétera deben ir en paralelo con la reducción de las condiciones ventajosas que encuentran las medusas en nuestras costa, como la retirada de las acometidas de saneamiento, pozos de registro y aliviaderos, así como la mejora de los niveles de eficiencia de las depuradoras.

 

  1. Plan para la protección del litoral frente al urbanismo y la ocupación por usos artificiales. El efecto negativo más fácilmente diagnosticable de la degradación litoral es la invasión del medio natural por construcciones ilegales y concesiones descontroladas. Es preciso avanzar en el cumplimiento de la legalidad, las labores de inspección, el control efectivo y la reversión de la huella antrópica.

 

En base a estos cinco puntos, el Grupo Municipal de IU propondrá en el próximo pleno municipal que el Ayuntamiento los asuma como hoja de ruta para la actuación en el marco de competencias municipales y para que los promueva ante las distintas administraciones en función de sus competencias, del mismo modo, solicitará que se trasladen estos acuerdos al Ministerio de Medioambiente, la Consejería de Medioambiente de la Junta de Andalucía, la Diputación Provincial de Málaga, las Mancomunidades de Municipios de la Costa del Sol Occidental y Oriental, las Cofradías de Pescadores, las asociaciones representativas del sector turístico, los sindicatos representativos en el sector turístico, los grupos ecologistas y los colectivos científicos marinos.