Exigimos al Gobierno Andaluz que pague la deuda que mantiene con los ayuntamientos malagueños de casi 136 millones

Izquierda Unida comienza otro año más una campaña para exigir al Gobierno Andaluz el pago de la deuda que mantiene con los ayuntamientos por la no recuperación de la Patrica al cien por ciento.

 

Alcaldes, concejales y dirigentes provinciales de IU han acordado la puesta en marcha de esta campaña después de comprobar, un año más, que no pueden acceder a unos recursos fundamentales para el mantenimiento o puesta en marcha de servicios esenciales para sus municipios.

 

La participación de las entidades locales en los tributos de la Comunidad Autónoma, conocida como Patrica, es obligatoria por ley desde 2011, y comenzó con una aportación inicial de 420 millones de euros. Esta fue incrementándose cada año con unos 60 millones anuales hasta que en 2014 alcanzara los 600 millones de euros. Fueron congelados en 2012 a causa de la crisis.

 

Haciendo cuentas, explicó hoy en rueda de prensa el coordinador provincial de IU, Guzmán Ahumada, el gobierno socialista adeuda a los malagueños y malagueñas 135.704.362,98 euros, que en el caso de Andalucía asciende a 780 millones.

“Susana Díaz ha convertido a la administración andaluza en una agencia de marketing con la que quiere hacer ver una Andalucía de progreso, avance, igualdad que nada tiene que ver con la real; la que sufrimos todas y todos, de retroceso, precariedad y desigualdad. Mientras esto ocurre, deja sin transferir a los municipios lo que por Ley le pertenece”. Estos fondos, explican los alcaldes y concejales de IU, se invierten tanto en obras como en gasto corriente, es decir, planes de empleo, arreglo de calles, etc. “No se trata de un ingreso extraordinario no previsto, añadió Ahumada, sino ingresos por financiación directa recogidos en la Ley 6/2011 de 11 de junio. Es decir, ingresos estructurales que no tienen efecto sobre la regla de gastos”.

 

 

El coordinador provincial de IU destacó que el gobierno socialista ha venido gobernando con “la derecha vestida de domingo, que ha agujereado el sistema fiscal andaluz, con reformas que solo benefician a bancos, grandes multinacionales y renta altas”.

Acusó a la presidenta del Gobierno, Susana Díaz, de “ponerse la chaqueta de pana de su jefe, Felipe González, para bajar a los pueblos aprovechando las fiestas patronales” y de aumentar las partidas discrecionales para poder beneficiar a alcaldías en las que gobierna su partido. “Con esta deuda, esta contribuyendo al despoblamiento rural porque los ayuntamientos no pueden ofrecer, en igualdad de condiciones, los servicios que las grandes ciudades dan. No hay excusa, sino una falta de voluntad y mientras le baja los impuestos a los más ricos,, debe a Andalucía 780 millones de euros”.