La Justicia da la razón a CC.OO.

CONDENADOS EL CORTE INGLÉS Y LA EMPRESA SECURITASEl Juzgado de Instrucción nº 10 de Málaga ha condenado, en juicio de faltas, al Corte Inglés de Málaga y a la Empresa de Seguridad “Securitas”, en uno de sus vigilantes jurado. El Juez, en el fallo de la sentencia condena al vigilante, como delito de una falta de lesiones, a la pena de 2 meses de multa con una cuota diaria de 10 euros, y a que indemnicen al Secretario General de Comercio, Hostelería y Turismo de CC.OO de Málaga en la cuantía de 1.500 euros por las lesiones y perjuicio sufridos; siendo responsable subsidiaria y solidariamente el Corte Inglés y la empresa de Seguridad “Securitas”, condenándole, asimismo, al pago de las costas procesales. A su vez, dicho Juzgado absuelve al Secretario General de Comercio, Hostelería y Turismo de CC.OO de Málaga de la denuncia que la Dirección de El Corte Inglés tenía contra él por lesiones contra los vigilantes, daños contra el mobiliario del centro comercial y contra el orden público, como pretendía el abogado del Corte Inglés, en nombre y representación de su Empresa.Los hechos se remontan al 1 de julio del 2002, sobre las 11,30 horas cuando unos 25 compañeros del Sindicato de Comercio y Hostelería de Málaga, subieron a la 6ª planta del Corte Inglés y se pusieron unos petos rojos que llevaban en los bolsillos, con la siguiente leyenda: “readmisión despedidos y el anagrama de CC.OO.”; nuestro objetivo era el de reivindicar la readmisión de los compañeros/as de El Corte Inglés de Málaga y de Hipercor de Madrid.Cuando los compañeros se pusieron los petos, apareció un grupo de vigilantes de seguridad, mandados por el jefe de seguridad del Corte Inglés diciendo que de allí no se mueve nadie hasta que no se quiten los petos, y un grupo de vigilantes comienza a agredir a un grupo de manifestantes, arrancando los petos a la fuerza, con el resultado de contusiones diversas. Una compañera que llevaba una cámara de fotografía realiza una serie de fotos y los guardias se la arrebatan, la rompen y velan el carrete. Un compañero intenta bajar por la escalera mecánica y lo tiran a la escalera en funcionamiento, lo golpean e intentan esposarlo. Otros compañeros intentan mediar y lo tiran al suelo, lo esposan y, seguidamente, tres guardias jurados comienzan a darles patadas en los riñones. El Secretario General de CC.OO. de Cormercio y Hostelería, se dirige a auxiliar al compañero que está siendo brutalmente agredido, y el vigilante jurado, que ha sido condenado, sin mediar palabra le da un cabezazo en la nariz que le produce la rotura del tabique nasal y un escandaloso chorro de sangre, lo que le originó 25 días de baja médica. Todos los compañeros agredidos quedaron impedidos para sus ocupaciones habituales.Los propios sindicalistas tuvimos que llamar a la policía para que nos auxiliaran, dado que estábamos retenidos ilegalmente por los vigilantes de seguridad y la Dirección del Corte Inglés, que solo querían que los sindicalistas de CC.OO. respondiéramos con la misma actitud que ellos utilizaron para desprestigiarnos de cara a los trabajadores y la opinión pública, ya que estábamos cerca de las elecciones sindicales, y que, después de muchos años, CC.OO. teníamos candidatura.La Dirección del Corte Inglés de Málaga no consiguió ninguno de sus objetivos, a pesar de las provocaciones y despidos de afiliados de CC.OO., ganamos las elecciones sindicalespor primera vez en la historia del Corte Inglés, y ahora es condenada en esta sentencia que hace justicia.Gonzalo Fuentes GuerreroS.G. Comercio, Hostelería y Turismo- CC.OO. de Málaga