LA NUEVA LEY REDUCE LAS VPO

IULV-CA ALERTA SOBRE LA DISMINUCION DE VIVIENDAS PROTEGIDAS EN GRANDES CIUDADES CON LA NUEVA LEY DE SUELO

García critica que se haya reducido el porcentaje de construcción de viviendas protegidas a suelo residencial y turístico

SEVILLA, 18 ABRIL 2006. - El diputado del Grupo Parlamentario IULV-CA, Ignacio García, ha advertido sobre los efectos negativos que puede causar la modificación de obligatoriedad de reserva de suelo para viviendas protegidas que propone el gobierno andaluz con la Ley sobre Vivienda Protegida y Suelo, que se encuentra actualmente en tramitación parlamentaria para su aprobación.

En concreto, el parlamentario de la federación de izquierdas alerta sobre la reducción en la construcción de viviendas protegidas que padecerá Andalucía, y en especial las grandes urbes, al haberse cambiado la base de cálculo que determina el porcentaje obligatorio de construcción de este tipo de viviendas. En concreto, especifica que con esta nueva ley será obligatoria la reserva del 30 por ciento de suelo para este tipo de viviendas, precepto que afectaría tan sólo al suelo residencial o de uso turístico y no todo suelo de aprovechamiento lucrativo tal y como exigía la normativa aún vigente.

“Las grandes ciudades tienen actualmente poco suelo residencial y algunas apenas tienen proyectos turísticos con lo, a pesar de la necesidad de viviendas que tienen sus ciudadanos es acuciante y la oferta muy cara, la construcción de viviendas protegidas será aún más reducida de lo que actualmente ya es”, explica.

Ante esta previsión, IULV-CA ha presentado una enmienda a la ley exigiendo que se eleve significativamente el porcentaje de suelo destinado a vivienda protegida “ya que el 30 por ciento propuesto apenas atenuará las dificultades de los ciudadanos de acceder a una vivienda de precio asequible”, asimismo, defiende que sólo así podrá compensarse la disminución de la base de cálculo con la que se limita este precepto sólo a suelo residencial y turístico.

Para García, el gobierno socialista “está abandonando la apuesta por la promoción de viviendas protegidas que prometió en su programa y que el mismo Chaves anunció en su discurso de investidura”. Asimismo, califica de errática la tramitación de esta Ley de Vivienda y Suelo, en la cual, asegura, “el PSOE está siendo mal asesorado y se está dejando influenciar por presiones empresariales que se alejan mucho de los problemas del ciudadano de a pie”.