MÁLAGA, PUNTO NEGRO EN SANIDAD

Málaga es la provincia con mayor déficit en asistencia sanitaria de toda Andalucía, siendo la Costa del Sol el punto negro, según ha dado a conocer esta mañana el parlamentario malagueño de Izquierda Unida, Antonio Romero, durante una rueda de prensa en la que ha presentado el mapa de situación de la Atención Primaria en Málaga y Andalucía.

De las 12 zonas de Andalucía que están sobresaturadas (teniendo en cuenta el número de Tarjeta Individual Sanitaria –TIS-), cinco pertenecen a Málaga: Estepona, Rincón de la Victora, Fuengirola, Marbella y Alhaurín de la Torre, todas ellas con más de 1.500 tarjetas por médico.

Pero, además, de las 127 zonas sobrecargadas existentes en Andalucía, 13 se encuentran en nuestra provincia (entre 1.200 y 1.500 TIS) y son Nerja, Torrox, Vélez-Málaga, Antequera, Archidona, Campillos, Málaga, Ronda, Alhaurín el Grande, Alozaina, Cártama, Coín y Torremolinos.

Antonio Romero recordó, además, que a este exceso de cartilla por facultativo hay añadir que la base de datos de usuarios no es exacta, hasta el punto de no encontrarse en algunas zonas de la comunidad Autónoma alrededor de un 25 por ciento de los pacientes que son atendidos.

El mapa de salud presentado hoy por Romero incluye también datos sobre el número de Tarjeta Ajustada por Edad (TAE), considerado un indicador importante ya que se trata de una población con mayor presión asistencial. De las 50 zonas básicas sobresaturadas según este indicativo, 12 se encuentran en Málaga.

Para el parlamentario malagueño, la hora de Málaga en materia de sanidad no ha llegado aún y la provincia necesita inversiones que acaben con este déficit asistencial de manera que el grupo parlamentario de Izquierda Unida emprenderá una serie de iniciativas encaminadas a paliar las carencias. Al mismo tiempo, desde las comarcas y los municipios, la coalición de izquierdas realizará campañas institucionales destinadas a exigir esas inversiones en las zonas básicas que las necesitan de manera más urgente.

En la misma línea, el coordinador provincial de IULV-CA, José Antonio Castro, ha recordado que en Málaga hay un censo oficial de más de 1.400.000 habitantes, a lo que hay que unir la población flotante dado el carácter turístico y de segunda residencia de la provincia que puede aumentar esta cifra hasta el 20 por ciento, mientras “la Consejería de Salud mira para otro lado”. El dirigente provincial ha anunciado que las asambleas comarcales de Izquierda Unida estudiarán este informe para realizar iniciativas al respecto.