IMPORTANTES ENMIENDAS EN EL POTA

El Parlamento aprueba, a propuesta de IULV-CA, que en los PGOUs los incrementos de suelo urbanizable no superen al 40% del suelo urbano existente y que los incrementos de población no sean superiores al 30%, en ocho años.

IULV-CA consigue la aprobación de 17 enmiendas al POTA y se abstiene en la votación de conjunto.
Sevilla. El Pleno del Parlamento andaluz aprobó ayer, con los votos de PSOE e IU y la abstención de PP y PA, una propuesta resolución, presentada por IULV-CA, al Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA) -aprobado por el Consejo de Gobierno el pasado 27 de junio- en la que se insta al Ejecutivo autonómico a elabo-rar un "decreto o ley durante el primer semestre de 2007, que regule la instalación de campos de golf en Andalucía, disociándolos del desarrollo urbanístico y esta-bleciendo los parámetros limitativos para su tamaño e impacto ambiental y paisajístico". Esta resolución fue fruto de una enmienda transaccional que el PSOE planteó a la propuesta planteada por IULV-CA sobre este asunto, en la que se instaba al Gobierno autonómico "a presentar durante el próximo periodo de sesiones un proyecto de Ley que regule la instalación de campos de golf en Anda-lucía, disociándolos del desarrollo urbanístico y estable-ciendo parámetros limitativos para su tamaño e impacto ambiental y paisajístico".
Los grupos parlamentarios defendieron ante el Pleno un total de 86 enmiendas de resolución al POTA (19 de PA, 22 de IU, 4 del PP y 41 del PSOE), de las que fueron aceptadas por la mayoría socialista -cuyas propuestas salieron todas adelante- varias de IULV-CA y de los anda-lucistas, muchas de ellas con transaccionales, mientras que las del PP fueron todas rechazadas. El Pleno aprobó la totalidad del POTA, con los votos del PSOE, mientras que el PP lo rechazó e IU y PA se abstuvieron. En este sentido, se aprobó otra resolución de IU, también con transaccional de PSOE, en la que el Parlamento insta a la Junta a que el POTA incluya "como norma y con carácter general criterios para un crecimiento urbanístico ordena-do de los municipios andaluces". "En base a ello, no se admitirán los crecimientos que supongan incrementos de suelo urbanizable superiores al 40% del suelo urbano existente ni los crecimientos que supongan incrementos de población superiores al 30% en ocho años", según señala la resolución, donde se añade que "en todo caso, los planes de ordenación del territorio de ámbito subre-gional determinarán criterios específicos para cada ámbi-to".
Se aprobaron otras dos propuesta de IULV-CA, tras in-corporarse modificaciones a través de enmiendas tran-saccionales, referidas a que el Consejo de Gobierno des-arrolle "los indicadores de tipo ambiental que deban ser integrados en el planeamiento urbano, con objeto de

determinar la sostenibilidad de los planes adoptados", así como a que el Ejecutivo acelere la "redacción y aproba-ción de todos los planes de ordenación del territorio de ámbito subregional actualmente en elaboración, que afecten al litoral andaluz, procediendo a formular, antes de la finalización del primer semestre de 2007, los de aquellas comarcas litorales en las que aún no se ha hecho".
En esta misma línea, una propuesta de IU aceptada por el PSOE en su integridad insta a la Junta a realizar las actuaciones oportunas "para asumir con la máxima ur-gencia las máximas competencias sobre los ferrocarriles y líneas que transcurren por el territorio andaluz, de acuerdo con el Estatuto de Autonomía". Los socialistas también apoyaron la propuesta de Izquierda Unida en la que se instaba al Ejecutivo a considerar los "futuros ae-ropuertos andaluces que surjan en los centros regionales como infraestructuras de carácter estratégico, cuya pro-moción y gestión corresponde en exclusiva a las adminis-traciones, organismos y entidades de carácter públi-co".
El POTA establece las pautas de referencia para la acción de las administraciones públicas en lo relativo a la orga-nización física y espacial de la comunidad. Entre estas orientaciones, a las que tendrá que supeditarse el resto de la planificación, destacan el control de los procesos de urbanización, la apuesta por las infraestructuras ferrovia-rias, la racionalización del uso del agua, la prevención de riesgos naturales y el fortalecimiento del papel de Anda-lucía en las redes transeuropeas de infraestructuras y en la conexión con el Magreb.
El modelo territorial propuesto en el documento se basa en cuatro sistemas: redes de ciudades, articulación terri-torial para el desarrollo de las infraestructuras, protección del territorio e integración exterior de Andalucía.