Prioridad para el saneamiento de la provincia de Málaga

Cuesta entender que después de más de treinta años de declarar una obra de interés general estemos en la actualidad discutiendo cómo vamos a realizarla. El Saneamiento Integral de la Costa del Sol es una obra largamente esperada y que ha incumplido todos los plazos establecidos por directivas, normas, acuerdos y compromisos habidos y por haber. De ello se ha visto afectado directamente la depuradora de Nerja. Recientemente nos hemos desayunado con unas declaraciones de los responsables de las políticas de agua en Andalucía reconociendo que han tenido que suprimir una parte del proyecto por la negativa de la Demarcación de Costas en Madrid (colector submarino) y que no ha habido un buen trabajo de coordinación entre administraciones para poner en marcha las obras de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Nerja. Un nuevo retraso y nos quedamos tan panchos.La depuración de las aguas residuales es una obligación legal según Directiva 2000/60/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 23 de octubre de 2000, por la que se establece un marco comunitario de actuación en el ámbito de la política de aguas. Según esta Directiva, toda Andalucía debería haber contado con estaciones depuradoras en el año 2006. Una vez incumplido este plazo, la Consejería de Medio Ambiente se acoge a otro que recoge  la Directiva, esta vez el que se da para la recuperación y el buen estado ecológico de las masas de agua para 2015, fijándolo como el año del vertido cero en Andalucía.Este compromiso será recogido en la Ley de Aguas de Andalucía que, presumiblemente, será aprobada antes de Semana Santa, y supondrá un esfuerzo inversor extraordinario para construir las aproximadamente 300 depuradoras que aun faltan en nuestra Comunidad Autónoma. Izquierda Unida está preparando más de cincuenta enmiendas a dicha Ley al objeto de garantizar el agua como derecho humano con un tramo exento de tributo de 60 litros por persona y día, la participación real y efectiva de la ciudadanía y el carácter ecosistémico, concienciándonos de que el agua es un recurso finito que tenemos la obligación de legar a generaciones futuras en buen estado.Pero lo realmente importante es saber cuándo se realizará el saneamiento integral de la Costa malagueña y el de Nerja en particular. Coincidimos con el Foro por el Saneamiento que el compromiso de vertido cero en 2012 es posible y tan sólo hace falta la voluntad política. Después de que se apruebe la Ley de Aguas de Andalucía el Consejo de Gobierno deberá presentar un programa de inversiones plurianual que superará los 1.000 millones de euros. Será el mapa de actuación y gasto para el vertido cero en Andalucía y ese será el momento para exigir que Nerja y el conjunto de la Costa del Sol estén a la cabeza de esas inversiones. Estamos hablando de una EDAR, la de Nerja, con un coste estimado de 38 millones de euros que exigiremos se ejecute en la primerísima fase de este programa de inversiones que llegará hasta 2015. Ese es el compromiso del Grupo Parlamentario de Izquierda Unida.Hace más de treinta años comprendimos que la depuración integral de nuestras aguas residuales en la costa era una prioridad y desde entonces hemos venido reclamándolo insistentemente, en ocasiones en solitario y en otras junto a aquellos profesionales turísticos que sabían de la importancia para su sector. En los actuales momentos de crisis se ha formulado la necesidad de que nuestro principal medio de generar riqueza, el turismo, alcance niveles competitivos con otros destinos fundamentalmente a través de la calidad que podamos ofrecer a los visitantes. Calidad de nuestra oferta y servicio, calidad de nuestras playas y paisajes, así como del medio natural. Es impensable la calidad si continuamos vertiendo a nuestro litoral más de 2.000 litros por segundo de aguas residuales sin depurar.La sostenibilidad del Medio Ambiente, la calidad y excelencia que persigue nuestra industria turística, nuestra propia calidad de vida, merecen que de una vez por todas cumplan con Málaga de manera preferente.José Antonio Castro, coordinador provincial de Izquierda Unida y parlamentario andaluz

 icon
bytes