El gobierno PSIRV-PSOE endeuda a Rincón hasta el máximo permitido por ley

La liquidación del presupuesto de 2009, arroja la siguiente conclusión, este ejercicio se ha cerrado con un déficit de 13.334.094,49 euros. La nefasta gestión económica de PSIRV-PSOE produce que la factura de la crisis la paguen los ciudadanos-         Menos subvenciones a distintos colectivos y asociaciones, que otorga el Ayuntamiento, con una disminución de 1,5 millones de euros, un 37,73% que ha afectado a los clubes deportivos del municipio, a asociaciones culturales, de mujeres y asociaciones de vecinos.-         Más impuestos: Se han incrementado los impuestos directos 2,1 millones, y se han incrementado las tasas 1,7 millones de euros, fundamentalmente la tasa de recogida de basuras.-         Se va a agotar la capacidad de endeudamiento del Ayuntamiento, al tener que suscribir el equipo de gobierno, dos pólizas de tesorería por 5 millones de euros cada una, que se traduce en un aumento de la deuda municipal hasta alcanzar 36 millones de euros.-         El pago a proveedores se está retrasando mucho, lo que está produciendo dificultades económicas a las pequeñas y medianas empresas del municipioEl Plan de Saneamiento Municipal suscrito para los ejercicios 2009/2015 que se basaba en los siguientes pilares:A)    Reducir gastos corrientesB)     Aumentar ingresos corrientes.C)    Generar ahorro neto positivoD)    Disponer liquidez Estos objetivos no se han cumplido en gran medida, siendo la situación económica del consistorio de extrema gravedad. Izquierda Unida, ante la difícil situación económica del Ayuntamiento, provocada por la crisis económica, la falta de ingresos del urbanismo, y la nefasta gestión del equipo de gobierno, se ha abstenido en la comisión, al igual que va a hacer en el Pleno, para no “poner palos en la ruedas”, y contribuir a la credibilidad financiera del Consistorio. La gestión privatizada de los servicios públicos como el agua (Acuagest), la Basura (FCC), el Agua (Agbar), los aparcamientos y jardines (SANDO), la Ayuda a domicilio (Clece) entre otros, hace que los ingresos que podría recibir el Ayuntamiento para tener garantizado la liquidez de la tesorería se vayan a pagar los beneficios de la empresas privadas.IU apuesta por cambiar el modelo económico del Ayuntamiento, la gestión directa de los servicios públicos que sean más eficientes, y más baratos para el bolsillo de los ciudadanos y por tanto tener una economía municipal saneada.