Desciende un 12,9 por ciento el empleo del sector hotelero en Málaga

Málaga ha perdido durante los tres primeros meses del año un 12,9 por ciento de empleo hotelero, muy lejos del resto de Andalucía, donde  provincias como Sevilla o Córdoba han creado puestos de trabajo.
Estos datos, 1318 trabajadores, han sido calificados como de escandalosos por el diputado andaluz por Málaga, José Antonio Castro, quien ha reclamado del nuevo consejero de Empleo que cree la Mesa de Diálogo en Defensa del Empleo, tal y como han solicitado los sindicatos y como se acordó con su antesesor en el cargo.
Castro, junto a la secretaria provincial de Comisiones Obreras, Lola Villalba, han ofrecido esta mañana una rueda de prensa en la que han alertado del progresivo deterioro del sector hotelero en la provincia de Málaga, con la complicidad de la administración pública.
Castro ha anunciado que su formación defenderá ante las instituciones el empleo hotelero, pero que si las administraciones siguen sin actuará, su coalición emprenderá otras medidas, que incluyen encierros en sedes turísticas.
La provincial de Málaga no ha practicado la estacionalidad en sus hoteles por las propias características del turismo, pero la intromisión de "ladrillo" en la empresa hotelera y empresarios dispuestos a aprovechar la crisis están provocando una situación escandalosa, con más de 2.000 empleados afectados por EREs y cinco hoteles de otras tantas estrellas afectados por concurso de acreedores.
El diputado de IU ha recordato que el anterior consejero de Empleo acordó en una reunión, a la que también asistió Castro, que cuando los sindicatos mayoritarios pidieran formalmente la creación de una mesa de diálogo social, ésta se pondría en marcha para sentar a todas las partes incluida la patronal, y solucionar los problemas particulares de cada empresa como un todo. El nuevo titular, dice Castro, "no quiere saber nada de la pérdida de empleo en la Costa del Sol y ha puesto en dudas incluso los datos del paro en el sector". Izquierda Unida exigirá a la Administración "que cumpla su compromisos".
Izquierda Unida ha emprendido una nueva ofensiva ante las administraciones que se han traducido en mociones en Diputación y ayuntamientos, así como una Proposición no de Ley (se adjunta en archivo).
Por su parte, Lola Villalba mostró la preocupación del sindicato por que una zona que es "referente de futuro se convierta, por la vía de los hechos, en un sector de temporalidad". La Costa del Sol, señaló la representante sindical, es diferente a la de otras provincias andaluzas, donde los establecimientos hoteleros se crearon con carácter temporal.
Villalba ha asegurado que la Administración tiene abiertas líneas de ayudas a las empresas hoteleras, pero no tiene en cuenta si éstas crean o mantienen empleo. De esta forma, las empresas "han dado con la tecla".
La secretaria de Comisiones Obreras entiende que si se permite a las empresas hoteleras la temporalidad, no tiene sentido que se hable de segmentes culturales o de golf.