Izquierda Unida considera un chantaje inadmisible y una trampa que para que RENFE aumente la frecuencia de los trenes éstos se tengan que llenar

Si no se mejora la oferta del servicio por parte de Renfe no habrá más usuarios del tren.
 
El Coordinador Comarcal de IU en el Guadalhorce, Miguel Esteban Martín, afirma que la propuesta realizada por Adif y Renfe y admitida por los alcaldes de Álora, Pizarra y Cártama es inaceptable y una trampa. El aumento de la frecuencia de los trenes de línea C-2 no puede condicionarse a que los vagones esten al 50% de su ocupación. Con la situación actual de la línea no podrá cumplirse esta condición y por lo tanto no aumentarán la frecuencia de los servicios del tren.
 
La línea del cercanías C-2 continua con muchas deficiencias. Solo se ha recrecido los andenes de las estaciones y se ha cambiado un tren viejo por un tren más moderno. Pero el servicio continua con los mismos problemas que tenía: las estaciones continuan cerradas, los horarios siguen sin adecuarse a las necesidades de los usuarios, la frecuencia de los trenes no se ha aumentado, el tren continua sin llegar a las estaciones del Chorro y de las Mellizas y se continua sin invertir de manera decidida en la mejora de la línea ferroviaria. Por cierto, la eliminación de los ocho pasos a nivel todavía no se han ejecutado y están pendiente.
 
La única manera de promover el uso del tren del cercanías es que Adif y Renfe inviertan en él, abra las estaciones, ponga horarios adecuados, coloque dos unidades de trenes y aumenten la frecuencia de estos.     Con estas medidas se mejoraría la oferta del servicio, estimularía la demanda de los usuarios a coger el tren y se llenarían los trenes.