Alcaldes de IU no aplicarán el decretazo hasta que se solventen cuestiones que afectan a las economías locales

Alcaldes de Izquierda Unida no aplicarán el decreto de recortes hasta que el subdelegado del Gobierno no les aclare una serie de cuestiones que afectan directamente a sus municipios, según ha anunciado esta mañana el coordinador provincial de la formación, José Antonio Castro.Esta es la principal conclusión a la que se llegó ayer jueves durante una reunión en la que los representantes de los 20 municipios malagueños en los que gobierna Izquierda Unida analizaron cómo afecta el “decretazo” del ejecutivo socialista a sus respectivos pueblos.  Para los ediles de IU, el decreto se ha adoptado sin tener en cuenta a los ciudadanos, sin consenso político, sin pedir la opinión de los ayuntamientos a través de la FEMP y atenta contra la autonomía municipal. Además, castiga a los ayuntamientos por igual tanto sin han “hecho los deberes, como si no”.Según ha explicado en la misma rueda de presenta el responsable provincial de Política Municipal e Institucional, Manuel García Peláez, el “decretazo” provocará un colapso y perjudicará las economías locales, afectando directamente a las empresas pequeñas que prestan servicios o trabajan para los consistorios. “Es un problema que alterará directamente a los ciudadanos y no a los alcaldes y concejales. Agravará más la crisis de la economía local; los ayuntamientos no podrán hacer operaciones de tesorerías con las que se paga a los proveedores, generalmente de los propios municipios; afectará al PER; no sabemos cómo se va a participar en las inversiones plurianuales ni en las que se cofinancian con otros ayuntamientos. No queremos ser cómplices de este suicidio económico de los municipios, de la economía real de los pueblos”.Desde Izquierda Unida se reclama del subdelegado del Gobierno una explicación clara y urgente de cómo se van a solucionar todos estos problemas si los ayuntamientos no pueden realizar operaciones de tesorería, ni pedir créditos (aunque estén en situación de hacerlo). Este decreto, señalo Castro, va a permitir que los bancos tengan más liquidez y a los ayuntamientos no poder trabajar.Además, los alcaldes quieren que si tienen que aplicar el decreto en la reducción de salarios a los trabajadores municipales (“que cuidan de los servicios sociales, policías locales, sanitarios, trabajadores de pueblos de entre cinco y diez mil habitantes”), la diferencia vaya destinada a crear nuevos puestos de trabajo en sus municipios, “que es cómo se ayuda a paliar el paro”.Asimismo, los alcaldes y sus concejales han acordado apoyar con movilizaciones a los sindicatos que han convocado una huelga para el próximo 8 de junio. Asimismo, ha explicado Castro, los casi 200 cargos públicos de IU formarán parte de los piquetes informativos, tal y como se comprometió la Dirección Provincial de IU con su homóloga de CC.OO. durante una reunión que tuvo también lugar ayer, previa al encuentro de los alcaldes.