Los presupuestos andaluces experimentan una drástica reducción en infraestructuras y gasto social

El Proyecto de Ley de Presupuestos de la Junta de Andalucía para 2011 incluye partidas provincializadas para Málaga que ascienden a un total de 605.181.911 millones de euros, lo que supone un recorte del 25,5% respecto a lo presupuestado en 2010. No se sostiene el argumento del Gobierno andaluz sobre la pretendida austeridad de estas cuentas, lo que encontramos en una reducción drástica de la inversión en nuestra provincia, resintiéndose de manera especial la inversión en obra pública y en política sociales.

Málaga continúa a la cola de inversión por habitantes. Para 2011 la Junta de Andalucía destinará a la provincia 387,12 euros por habitante, lo que supone 98,12 euros menos que lo destinado en 2010. (En el documento anexo en pdf se puede consultar datos)

La privatización del presupuesto tiene plasmación por primera vez en el Proyecto de Ley. Así aparece un epígrafe dentro de las inversiones denominadas “Inversiones a realizar con financiación específica”, que no es otra cosa que la tan cacareada financiación público – privada. En Andalucía se pretende impulsar un marco de cooperación con los agentes sociales que ofrece la posibilidad de participar a inversores de diferente dimensión, como reza la presentación de los presupuestos, con una inversión prevista de 514,9 millones de euros. En Málaga la inversión prevista, y que siempre estará sujeta a la capacidad de incorporar capital privado, es de 94.569.614 euros. (En el presupuesto anexo en pdf se puede consultar datos)
IULV-CA siempre ha estado en contra de la privatización de los presupuestos públicos. Es necesario recordar como el proyecto del tren litoral es una víctima de esta colaboración público – privado, por no mencionar el malestar ciudadano y la tomadura de pelo que supone la privatización de servicios a los usuarios por la ampliación del Hospital Costa del Sol con capital privado.

En cuanto a la división por consejerías (En el presupuesto anexo en pdf se puede consultar tabla con datos) podemos ver:

La Consejería de Gobernación y Justicia hace desaparecer los programas referentes a los planes provinciales de obras y servicios, así como las obras de servicios municipales. No se destina nada al plan municipal de protección civil.  En el ámbito de la Justicia el recorte es drástico. Se rebaja en más de 300.000 euros lo referente a equipamientos y acondicionamiento de las sedes judiciales de Málaga. La nueva sede judicial de Torremolinos desaparece de la inversión directa y se deriva a la colaboración público – privada. Como elemento positivo destacamos la nueva sede del edificio judicial de Torrox.

Hacienda y Admón. Pública recorta sus inversiones en más de un 18%, dedicando dichas partidas a reposición y adquisición de mobiliario en D.P.

La Consejería de Educación, que globalmente reduce su inversión en Málaga un 21,7%, presenta preocupantes datos en relación a algunos de los programas. Así el programa TIC 2.0 se reduce de 13,3 millones a 9,2 millones (-30,2%). Sin embargo destaca todo lo referente a la construcción, reforma, conservación, ampliación, equipamiento, reparación, etc. del mapa provincial de centros no universitarios. Estas partidas se reducen en más de un 21%, cuando Málaga sufre problemas incuestionables de saturación y obsolescencia de muchas infraestructuras educativas. No en vano somos la primera provincia de Andalucía en número de aulas prefabricadas. Como elemento positivo está la partida para Centros Bilingües, con 3,8 millones de euros.

La Consejería llamada a impulsar el cambio del modelo productivo en Andalucía, la de Economía, Innovación y Ciencia, mira para otro lado al pasar por Málaga. Aunque incrementa su porcentaje de inversión en un 9,9% supone un auténtico fraude. Ese incremento responde exclusivamente a la subida de inversiones P.A.U. en la UMA y a la financiación vinculada a resultados de la UMA, que suman más de 60 millones de euros, cosa que sin duda resulta positiva. Sin embargo otras partidas clave de esta sección ven como se recortan seriamente. La formación de personal investigador en universidades extranjeras baja un 37,5%, los programas I+D+i a grupos de excelencia de sectores estratégicos baja un 7,2% y las inversiones en infraestructuras científico tecnológicas en Málaga bajan un escandaloso 83,9%. Desaparece para 2011 las inversiones de impulso a la red de espacios tecnológicos de Andalucía y no recoge nada específico para el PTA de Málaga, que está al 70% de sus trabajos de ampliación. Como novedad reseñar la aparición de una partida de 200.000 euros para la ampliación del PTA de Marbella.

La Consejería de Obras Públicas y Vivienda, producto de la fusión de las Consejerías de Obras Públicas y Transportes con Vivienda y Ordenación del Territorio, recorta sus inversiones en la provincia de Málaga en un 38,1%, certificando el abandono de la inversión pública en infraestructuras.  En lo referente al Metro de Málaga la aportación a las infraestructuras de las Líneas 1 y 2 baja un 10,2%, pasando de los más de 18,4 millones de 2010 a los más de 16,5% millones del presupuesto para 2011. Parece increíble pero es verdad. Desaparece la partida destinada a la construcción del corredor ferroviario de la Costa del Sol. En 2010 se recogía una partida específica de 5 millones más otros 5 millones de transferencia para la financiación de los ferrocarriles de la Junta de Andalucía. El tren del litoral es víctima de la apuesta del Gobierno andaluz por privatizar esta inversión y, por ende, este servicio. Simplemente intolerable.

La política de vivienda que se refleja en el Proyecto de Ley de Presupuestos, atendiendo a lo que dice la Constitución española y el Estatuto andaluz, debería conllevar el procesamiento legal de los responsables de esta materia. Si en 2010 se dedicaban más de 15 millones de euros a todo lo referente con la promoción de vivienda pública, rehabilitación, transformación de infravivienda, etc. en 2011 lo reducen a 268.00 míseros euros para desarrollar políticas de vivienda pública en la provincia de Málaga. Esta Consejería es la que deja más proyectos en manos de la colaboración público – privada, con un montante de 45,2 millones de euros.

La Consejería de Empleo reduce su inversión en Málaga en un 27,4% en 2011.  Se limita a mantener la misma línea de programas a desarrollar que en 2010 con el consabido recorte. El Servicio Andaluz de Empleo (SAE) incrementa la inversión en un 8,6% aunque es insuficiente, sobre todo después de conocer los datos de la EPA del tercer trimestre, en la que Andalucía sigue perdiendo empleo mientras que en España resultan positivos. Andalucía se sitúa en el 28,55% de paro y Málaga es la provincia con peores indicadores.

Otros servicio público esencial como el que presta la Consejería de Salud y el Servicio Andaluz de Salud (SAS) también recorta sus inversiones en la provincia de Málaga. La Consejería de Salud recorta sus inversiones en un 7,2%, mientras que el SAS lo reduce en un 39,6%. En Salud desaparece la partida de inversiones en reposición y se reducen el resto. El SAS elimina de un plumazo la partida de remodelación y mejoras en centros sanitarios de la provincia, que suponía algo más de 7,9 millones de euros. El resto de partidas se mantienen con el recorte. Para ilustrar el nivel de ejecución de estas partidas que se vienen repitiendo en todos los presupuestos de la presente legislatura, basta con conocer el caso del Centro de Salud de Mollina, cuyo Ayuntamiento concedió licencia urbanística al SAS en 2008 y a día de hoy sigue en un cajón de Sevilla. También desaparece la partida que se destinaba a nuevos servicios sanitarios en Málaga, que ascendía a 16,1 millones de euros. No hay mejor pretexto para la salud privada que la desidia del Gobierno con la sanidad pública.

Agricultura y Pesca también reduce su presupuesto de inversiones en la Provincia de Málaga, baja un 6,8% con el mantenimiento de la misma línea de programas de inversión y su correspondiente recorte.

La Consejería de Turismo, Comercio y Deporte ha transmitido tranquilidad ante los recortes y defiende que se mantienen las inversiones. La realidad es que es una de las Consejerías con mayor recorte en sus inversiones, bajando un 26,6% la cantidad que destinará a Málaga en 2011. Vayamos a los programas que desarrolla Turismo en Málaga. El I.4 Málaga Qualifica baja un 75%, algo más de 600.000 euros cuando en 2010 se destinaron más de 2,4 millones. Desaparecen sin más hasta cinco programas que estaban dejando resultados positivos y buena valoración del sector, los cinco desaparecidos son: I.4 COSTA DEL SOL OCCIDENTAL QUALIFICA; I.3 PLAN DINAMIZACIÓN PROD. TURÍSTICO SERRANÍA DE RONDA; I.2 PLANES EN MUNICIPIOS TURÍSTICOS; I.1 QUALIFICA PLAN INTEGRAL DE PLAYAS y I.3 PLAN MARBELLA. Todos ellos sumaban más de ocho millones de euros. En el ámbito de las infraestructuras deportivas y la promoción del deporte la reducción va de los más de 11 millones de 2010 al algo más de 1 millón para 2011. Como elemento positivo citamos la partida para ITS Sierra de la Nieves y ITS Costa del Sol Axarquía.

La Consejería de Igualdad y Bienestar Social baja un 66,9% la inversión en la provincia de Málaga. Es la típica Consejería que presenta una repetición automática de proyectos no ejecutados o con alto índice de retraso en su ejecución con su correspondiente recorte. También resulta llamativo como esta Consejería, que debe sostener lo que sería el cuarto pilar del Estado del Bienestar, se apunta a la colaboración público – privada dejando la gestión de la atención social a la iniciativa privada. En Málaga consignan 12,5 millones de euros para la financiación específica (específicamente privada) de la construcción de la residencia para mayores Virreina y Olletas.

La Consejería de Cultura también se apunta a la reducción neoliberal del déficit y baja sus inversiones en la provincia de Málaga en un 60,3% para 2011. También reserva un ámbito de su actuación a la iniciativa privada, en este caso para la financiación del Auditorio de Música para Málaga con 22,2 millones de euros.

La Consejería de Medio Ambiente y la Agencia Andaluza del Agua engañaron a toda la ciudadanía cuando, hace dos semanas, anunciaron a bombo y platillo una gran inversión para acabar de cerrar el mapa de la depuración de las aguas residuales en nuestra Comunidad. Si la Declaración de Interés para las Infraestructuras de Depuración suponían más de 1.700 millones de euros y en Málaga se invertirían más de 300, la realidad es que en el presupuesto la Consejería baja su inversión en un 13,44%, mientras que la Agencia lo reduce en un 64%. En estas materias medio ambientales y de gestión del agua vamos a pasar de los más de 95 millones que se destinaron en 2010 a los algo más de 49 millones que se consignan en los presupuestos de 2011. Tan sólo se mantienen o incrementan levemente las partidas relacionadas con la prevención, extinción e investigación de los incendios forestales, todo lo demás se reduce o desaparece. Para colmo de la situación se dejan más de 14,5 millones de euros de inversión para el saneamiento y la depuración de aguas residuales en manos de la colaboración público – privada.
Otro elemento preocupante en lo que a Málaga se refiere es el abandono de proyectos claves.

A la mencionada eliminación del Tren Litoral hay que sumarle la desaparición del Macrohospital, de Arrajinal, el Parque Benítez o la ampliación del PTA. No es de recibo que ante clamorosas ausencias se intente argumentar que dichas iniciativas se realizaran con partidas que difícilmente se pueden encajar en estos proyectos. Ni el Parque Verde del Benítez se puede realizar con partidas del Plan Forestal andaluz ni creemos que el Palmeral de las Sorpresas del Puerto de Málaga pueda acaparar el 80% de una partida de la C. Obras Públicas que gestiona EPSA para el programa andaluz de espacios públicos urbanos. El consorcio del Corredor Ferroviario no se podrá constituir porque dos de sus socios, el Ministerio de Fomento y la Consejería de Obras Públicas, no han consignada NADA en sus presupuestos, ¿cómo narices se va a constituir el consorcio?

La Oficina Parlamentaria de IULV-CA en Málaga está trabajando ya las más de 140 actuaciones que se han elaborado como listado de necesidades de la provincia de Málaga. Todas ellas serán objeto de estudio y consignación como enmienda a los presupuestos de la Junta de Andalucía de 2011. Aunque, en estos momentos, es importante que podamos explicar las implicaciones, contenidos y ausencias del presupuesto, las motivaciones del Gobierno para hacer este presupuesto y las alternativas globales que presenta IULV-CA. Es momento para el trazo grueso, el trazo de las políticas que han de marcarse para cambiar el rumbo.