IU insta al Gobierno Central, a la Junta y a los ayuntamientos a mantener el compromiso económico de solidaridad internacional.

El grupo provincial de IULV-CA  ha instado a la Junta de Andalucía, al gobierno central y a las corporaciones locales, este martes, durante la celebración del pleno en la Diputación, a mantener el compromiso económico de solidaridad internacional y cooperación, dedicando el 0,7 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), en cumplimiento de la recomendación de Naciones Unidas.

En este sentido, el diputado responsable de la oficina de cooperación internacional de la diputación, Miguel Esteban Martín ( IU ), ha explicado que frente al 0,50 por ciento de la Renta Nacional Bruta (RNB)  previsto por  el Gobierno de España para la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) en 2010,  se va a terminar el año con un recorte de 300 millones de euros y para el 2011 la previsión es un recorte de 987 millones euros, por lo que se traduce en un recorte total de la AOD de 1.287 millones euros en sólo un año. Bajando el porcentaje de la Ayuda Oficial al Desarrollo del 0,50% al 0,40% para 2011.

Además, ha asegurado que estas decisiones no van "en consonancia" con la opinión de la inmensa mayoría de los ciudadanos, que, según Izquierda Unida (IU), "entienden que ante la crisis económica es más necesaria que nunca mantener la solidaridad con los países empobrecidos".
 En este sentido, el diputado provincial ha puesto de manifiesto el último barómetro sobre cooperación, que, según la coalición, señala que "el 89 por ciento de los ciudadanos apoyan las aportaciones estatales para la ayuda al desarrollo, mientras que un 79 por ciento estaría a favor de aumentarlas".

 

POBREZA Y DESIGUALDAD

 

 Por otro lado, desde IU han apuntado a la pobreza y la desigualdad  como "uno de los retos a los que se enfrenta nuestra sociedad". Así, frente a la profunda crisis financiera, económica, social y ecológica a la que se enfrenta toda la sociedad, han manifestado que "los más desfavorecidos del planeta son los que más la están sufriendo", de forma que, por primera vez en la historia, se han superado los mil millones de personas que padecen hambre.
Por este motivo, IU ha considerado que acabar con la pobreza "no es sólo un compromiso ético, sino una de las condiciones básicas que se tienen que dar para lograr un mundo más justo".
Así, y reconociendo que es un momento difícil que requiere austeridad en la gestión local, han apuntado que "no es un momento para retroceder, sino para consolidar y acelerar los avances hacia el logro de los objetivos de desarrollo del milenio", así como para "fortalecer la Alianza Mundial para el desarrollo", como se recoge en la Declaración del Milenio.
La moción presentada por IU ha sido apoyada por unanimidad por parte de todos los partidos políticos.