Las instalaciones de experimentación de Adif acabarán con producciones agrícolas y acuíferos de la comarca de Antequera

Izquierda Unida ha solicitado una reunión con el presidente de ADIF para conocer cómo va afectar a los municipios de Antequera, Mollina, Humilladero y Alameda las instalaciones de ensayo y experimentación del centro de tecnologías ferroviarias  de ADIF. Además IU ha presentado en el parlamento de Andalucía dos preguntas la primera que el consejero de innovación y ciencia explique en el parlamento este proyecto y segundo solicitan a la consejería de  innovación que se les entregue una copia del convenio firmado hace unas semanas en el ayuntamiento de Antequera.

El parlamentario andaluz de IU por Málaga, José Antonio Castro, señala que la propuesta que prefiere ADIF es una que afecta al sur de Mollina y por tanto a sus acuíferos, además de afectar a la Sierrecilla de Humilladero, donde tendrán que construir un falso túnel para salvar a los acuíferos y afectaría a la Vega de Antequera. Castro asegura que se afectarán 1.100 hectáreas de olivar lo que supone una pérdida de 8,8 millones de kilos de aceituna y se destruiría 44.000 jornales al año. Además en Mollina se verían afectados 500 hectáreas de viñedos que son las que tienen la denominación de origen del Vino de Málaga.

El alcalde de Mollina, Francisco Sánchez, señala que de las cinco propuestas que ha realizado ADIF cuatro son “canallescas” para el desarrollo agrícola de Mollina porque acabaría con la denominación de origen de Vino de Málaga, además son explotaciones de pequeños agricultores por lo que si ADIF se empeña en que ese sea el trazado sería darse con la economía de Mollina, asegura Sánchez.

“Es ilógico e inmoral que afecta a toda la comarca se firme un convenio con la UMA, la Cámara de Comercio y la Consejería de Innovación y ADIF y que no se cuente con los

municipios afectados. Nosotros nos vamos a afrontar a este proyecto sino se asegura que la mayoría de los puestos de trabajo van a repercutir en la comarca” señala el alcalde de Mollina.

IU ha explicado que una vía de pruebas lo que significa es es que van a construir trenes en otro sitio y los van a probar aquí. Según los datos que baraja IU cada vagón necesita 30.000 kilómetros  de prueba antes de ponedlo en marcha.

Sánchez señala que desde Mollina se aprobaría el trazado menos dañino para el municipio siempre que todas las empresas auxiliares se instalarán en la zona y que en el convenio firmado unilateralmente sea conocido por los ayuntamientos sino se opondrán a este proyecto.

Por su parte en Humilladero cualquiera de los trazados que se barajan afectarán a la Sierrecilla, además la primer teniente de alcalde, Noelia Rodríguez, ha recordado que los propietarios que vieron expropiadas su explotaciones para hacer la línea AVE que ya está en funcionamiento todavía no han recibido el dinero que les corresponde por estas expropiaciones.

En estos momentos ADIF está llevando a cabo las catas en los terrenos y tienen previsto presentar el proyecto entre diciembre y enero de 2011.