Diputación aprueba una moción de IU reclamando la restauración de los 426 euros a los parados de larga duración

El pleno de la Diputación Provincial de Málaga ha aprobado por unanimidad una moción del grupo de Izquierda Unida por el que se insta a la Administración Central a que restaure  la ayuda de los 426 euros a los parados de larga duración así como el resto de las medidas de protección social.

Se trata de una medida incluida en el Plan Temporal de Protección por Desempleo e Inserción que puso en marcha el Gobierno en 2009. El pasado 3 de diciembre, el Consejo de Ministros adoptó, entre otros acuerdos, la supresión de la mencionada ayuda a partir del 15 de febrero de 2011.Esta decisión coloca en la exclusión social absoluta a más de 300.000 desempleados en este país, según fuentes sindicales, situación que puede agravarse en este año, pudiendo alcanzar la cifra de 700.000.

Desde que comenzó la  crisis del sistema financiero se está provocando en la sociedad española una situación de emergencia social, con más de 4 millones de personas en paro y miles de pequeñas y medianas empresas cerradas.
   
Según datos facilitados por organizaciones sindicales como CC.OO. continúa el aumento de personas desempleadas inscritas en los servicios públicos de empleo, con 24.318 personas más, en el mes de noviembre, situándose el total en 4.110.249, según las cifras de estos servicios, pasando a más de 4.500.000 según la Encuesta de Población Activa.

Andalucía es una de las dos comunidades autónomas en las que más ha crecido el paro

Tras cinco meses de vigencia de la reforma laboral crecen el desempleo y la temporalidad, y no se crea empleo.

Desde Izquierda Unida y desde los propios sindicatos se viene alertando de que es el modelo económico, y no el mercado laboral, el causante de los graves problemas de la economía española.

Las medidas adoptadas hasta ahora por el Gobierno van en la misma línea que las adoptadas por los gobiernos conservadores en Europa que no sirven para poner coto al descontrol del poder financiero, sino que se ha alineado con ellos, con los causantes de la crisis económica. Y con estas medidas se contribuye a que la crisis la paguen sólo los trabajadores y las trabajadoras, ya que retirar la ayuda de los 426 € significa dejar a más 600.000 personas sin ningún tipo de ingreso, es decir, “abandonarles a su suerte” en medio de una crisis, que todos los gobiernos, incluido el español del PSOE, obedeciendo al poder económico y financiero, está usando para recortar derechos de los trabajadores, para desmantelar el sistema de bienestar y atacar directamente a la democracia, donde ya no deciden sobre asuntos económicos los gobiernos democráticamente elegidos, sino los grupos de presión económicos y financieros, en definitiva el poder económico.

Izquierda Unida comparte con las organizaciones sindicales como CC.OO. que hay que seguir reforzando la Protección Social de las personas en desempleo como eje central de las actuaciones del Gobierno. Por ello, es preciso mantener y aumentar los niveles de cobertura, mantener y reforzar el PRODI (ayuda de los 426 €) que ha dado cobertura a 688.894 personas desde el inicio del mismo, y ampliarlo a otros colectivos como los perceptores de rentas y subsidios agrarios.

Además de lo comentado la moción aprobada esta mañana incluye también el apoyo a las negociaciones que vienen efectuando en este momento Gobierno y sindicatos.