Otro proyecto que la moción de censura en Benalmádena condenó al olvido

El Grupo Municipal de Izquierda Unida ha denunciado que el proyecto de remodelación de los locales de ensayo, dependiente de la Concejalía de Juventud, ha sido abandonado por el Equipo de Gobierno del Sr. Moya.

Estos locales fueron ubicados hace más de 8 años en los bajos de las dependencias municipales de servicios operativos, en calle Sidra, en Arroyo de la Miel, y llevan, desde que se decidiera esta ubicación, sin ser adaptados a la actividad que se desarrolla en ellos.

En julio de 2007, recién constituida la actual corporación, la entonces Delegada de Juventud, Elena Benítez, convocó una reunión con los afectados, en los propios locales de ensayo, para ver in situ la problemática que estaban sufriendo nuestros jóvenes músicos.

La reforma de estos locales fue una de las primeras medidas que Elena Benítez anunció en la delegación de juventud, tras ver el lamentable estado y el escaso aprovechamiento del espacio en el que se encontraban los locales. Hubo que esperar al presupuesto del 2008 para ver reflejados en ellos la adecuación de estos locales y no fue hasta principios de 2009, con la finalización del proyecto y su posterior licitación, que no comenzó a verse más cerca la ansiada reforma.

Lamentablemente, dice Benítez “la moción de censura trajo consigo el abandono de este proyecto, que contemplaba pasar de 7 locales a 16 y que acometía algo tan básico para la seguridad como la reforma de la red eléctrica o la adaptación de los locales a la normativa contraincendios”.

Izquierda Unida ya presentó una pregunta en el pleno ordinario del pasado mes de febrero para saber en qué estado se encontraba el proyecto, a lo que el Concejal de Juventud, Rafael Obrero, contestó que se estaba modificando y que estaría la obra finalizada para el 2010.

Un año después de esta respuesta, Izquierda Unida ha comprobado cómo el proyecto está archivado en las dependencias de la sección de contratación y los jóvenes músicos de nuestro municipio siguen sin una solución a la lamentable situación de los locales donde ensayan.