La Junta chantajea a los padres de alumnos y desmantela los centros escolares semi-d

Reunión en Ardales de las AMPAS

Izquierda Unida ha denunciado la actitud chantajista de la Junta de Andalucía, que mantiene la táctica de hostigar a los padres y madres que se niegan a darse de baja de los centros semi-D, retirándole el transporte a los escolares y no procediendo a la cobertura de plazas de quedan vacantes por jubilación en estos centros.
Así lo pusieron de manifiesto los diputados de la coalición, Ignacio García y José Antonio Castro, durante asamblea de AMPAS de la provincia de Málaga de centros semi-D

Estos centros acogen enseñanza infantil, primaria y primero y segundo de secundaria, es decir, cubren en el mismo toda la educación obligatoria. Son centros educativos del ámbito rural, un total de 318 en toda Andalucía y 48 en la provincia de Málaga.

Al encuentr, celebrado en Ardales, asistieron más de 250 padres y madres de las comarcas de la Axarquía, Ronda, Guadalhorce y Antequera ante el anuncio y acciones que la Consejería de Educación está llevando adelante para cerrar este tipo de centros. Así se puso de manifiesto como la Consejería de Educación, en contestaciones al Grupo Parlamentario de IULV-CA, tiene la voluntad expresa de acabar con esta red de centros y derivar sus alumnos y alumnas a centros de referencia en cada una de las comarcas. El año pasado se cerraron en Andalucía 27 centros semi-D.

Las AMPAS hicieron repaso de los inconvenientes y dificultades que presenta esta medida de la Administración, no sólo para el rendimiento escolar de los estudiantes, sino para el desarrollo del medio rural y el mantenimiento de la población al territorio. Asimismo acordaron el iniciar movilizaciones, recogidas de firmas y la coordinación con otras plataformas de Andalucía como la de Cádiz, que estuvo presente en esta asamblea con varios representantes que explicaron cómo lo están haciendo en su provincia y qué calendario de movilizaciones mantienen.

Intervinieron, además de los representantes de AMPAS, el alcalde del municipio, Juan Calderón, el portavoz de Educación de IULV-CA en el Parlamento, Ignacio García, y la diputada provincial de IULV-CA Encarna Páez.  El grupo parlamentario de IULV-CA fue el primero en posicionarse en la Cámara autonómica con una Proposición no de Ley el 7 de octubre del pasado año, fijando su apuesta por el mantenimiento y mejora de la red de centros semi-D de Andalucía. El representante de IULV-CA explicó que esto es un problema económico que el Gobierno andaluz quiere solventar recortando el gasto educativo, sin parecer importarle que esta medida incida en el deterioro de la calidad educativa y del rendimiento escolar.

Ignacia García aseguró en esta asamblea que la ley no obliga a cerrar los centros semi-D y que ésta no es una pelea inútil, por lo que hizo un llamamiento a la movilización organizada para lograr parar esta ofensiva de la Junta de Andalucía contra la escuela pública rural.

El diputado de IULV-CA por Málaga, José Antonio Castro, anunció que la coalición  ya tiene incluido en su programa electoral andaluz una serie de compromisos de gobierno resumidos en tres ejes respecto a los centros semi-D:ç
1º.- Revisión completa de toda la red de centros rurales para asegurar el mantenimiento de los centros semi-D con todas las necesidades y equipamientos asegurados.
2º.- Asegurar no sólo la persistencia de los centros semi-D, sino garantizar la existencia de centros de Secundaria completos donde haya un número suficiente de alumnos y alumnas.
3º.- Creación de la figura de Instituto Rural, de manera que muchas comarcas puedan contar con un centro de referencia con movimiento de profesores que llegan hasta el último alumno. La educación se mueve hasta los niños y no al contrario.
IULV-CA  se comprometió a participar activamente en la recogida de firmas que inicia la plataforma de AMPAS de centros semi-D, así como todas las  movilizaciones y acciones que lleven a cabo en defensa de la educación pública en el mundo rural.