El cierre de la residencia Marymar es una consecuencia de que las cajas de ahorros se conviertan en bancos

La candidata de Izquierda Unida en Benalmádena, Elena Benítez, ha mostrado hoy el  apoyo incondicional de la coalición tanto a los trabajadores y trabajadoras así como a los residentes de la residencia Myramar para evitar su cierre. “El cierre de la Residencia Marymar es una más de las consecuencias de que las Cajas de Ahorros se conviertan en bancos, esto no es más que la punta del iceberg de otras muchas decisiones que se llevarán a cabo, tras la desaparición del carácter social de las Cajas de Ahorros”.
Al desaparecer la obra social de Unicaja, ya no tiene sentido para esta entidad, el mantener esta Residencia que lleva abierta en Benalmádena más de 30 años.
El motivo por el que Unicaja cierra el centro, según carta enviada a los residentes, viene motivado por la necesidad de llevar a cabo unas reformas en las instalaciones.
“Esta justificación nos parece irrisoria, cuando todos sabemos que se han llevado a cabo reformas en otros centros como hospitales, colegios, .., sin tener por ello que cerrar el propio centro. Y si a esto añadimos que Unicaja no ha dado fecha para la reapertura de la Residencia después de las reformas nos parece todavía más sospechosa  la intención por parte de Unicaja de no volver a abrir Marymar”.
A juicio de la representante de Izquierda Unida en Benalmádena, a Unicaja le pesa poco el que haya 70 ancianos a los que se les va a perjudicar, “además de acarrearles una serie de problemas que a su edad son difíciles de asimilar, pero aún les ha importado menos los 45 trabajadores y trabajadoras que se quedan en  paro, después de muchos años realizando sus servicios en este centro”.

.